Para un mexicano un “chavo” es un joven, mientras que un “chavito” es un niño o un adolescente. Por ejemplo, “Ese chavo me gusta gusta mucho”, o “Él está muy chavito para ir con nosotros al cine”. Para los puertorriqueños estas palabras tienen un significado muy diferente, y lo utilizan para referirse al dinero o a la moneda de un centavo. Ejemplo de esto es, “¿Tienes chavos para hacer compra?” o “Sólo me falta un chavito para completar un dólar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s