Camino a casa

por Daniela Yvette Ruiz

Una tarde, iba viajando en carretera con mi familia, rumbo a mi ciudad, observando las amplias avenidas y los verdes campos con sembradíos a mis ambos lados, además del color arrebol del atardecer de mi costado derecho. Mientras que desde la ventanilla que se encontraba a mi izquierda se observaba un cielo gris con chubascos a lo lejos. 

Con los audífonos en los oídos, fui explorando nueva música de mi agrado con temática de acuerdo al entorno que me rodeaba según lo consideré, por ello me fue difícil escuchar las pláticas o ambiente externo. 

Solo logré percibir voces alejadas de mí, al mismo tiempo capté la sensación de la textura de las llantas del auto rodando sobre el pavimento, el ritmo que estas llevan al pasar por reductores de velocidad. Además de los momentos en los que se sentía que el auto aceleraba cuando mi cuerpo se inclinaba ligeramente hacia el frente o bien, mi espalda chocaba de manera sutil contra el respaldo del asiento. 

De repente observé del lado derecho a una parvada de aves volando mientras formaban figuras en el aire parecidas a sombras. 

Desvié mi atención en mi celular, y cuando alcé la mirada me di cuenta de que debido al recorrido y cambio de dirección a la que nos conducía la carretera, el sol se posicionaba frente de nosotros. Fue entonces que logré poner atención plena en un atardecer en el cual el sol se empezó a esconder, fue ese espectáculo el que hizo desconectarme de mis audífonos y comentarlo con mi familia quienes al igual que yo se miraban maravillados. 

De repente la llovizna nos encontró y estuvimos en un escenario con distintas ambientaciones sensoriales. Por una parte, el sonido del chubasco y, por otro lado, dicha vista, hasta que el sol se ocultó en su totalidad y la lluvia se hizo escuchar con mayor intensidad, tornándose el entorno en algo angustiante.  

Por aquello que percibimos fue que con precaución continuamos con nuestro destino. Tantos paisajes, sonidos, canciones, risas y disfrutes durante el trayecto enriquecieron esta vivencia que se quedaron como un fiel recuerdo de lo que escuché, sentí, observé y admiré de mi camino a casa.   

Ig: danyvette.lr 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s