¿Comprar o no comprar un árbol de Navidad?

IMG_2700.PNG

Por Laura Zita
Fuente: Letra Fria

Y comienza el dilema de cada diciembre, ¿comprar o no comprar un árbol de Navidad?
Cuando era niña, mi mamá ponía un árbol espectacular junto a la ventana de la sala, la que daba a la calle. Tenía tantos adornos que podía elegir cada año si era una Navidad verde, morada, roja, dorada, de diferentes colores o totalmente blanca.
Poner el árbol era todo un ritual y un momento para compartir con mis hermanas mayores. Primero extendíamos las luces por el piso y las conectábamos a la corriente eléctrica para probar que todos los foquitos sirvieran. Luego poníamos las luces en el árbol con mucho cuidado para no enredarlas ni llenar demasiado algunos espacios y dejar otros sin iluminar.
Algunas veces, mi mamá hacia palomitas de maíz, las ensartaba con aguja e hilo y hacia largas guirnaldas para el darle muchas vueltas al árbol. Todavía puedo recordar el aroma de las palomitas de maíz inundando la casa. Adoro ese olor.
Luego, sacábamos las preciadas cajas de esferas y adornos navideños. Mi madre no soportaba los adornos de plásticos, así que cada caja contenía un tesoro brillante de cristal de diferentes colores. Había muchas cajas de esferas rojas, verdes, amarillas, azules, doradas, plateadas y pequeños ángeles y campanas.
Y por último, colocábamos la estrella en lo más alto del árbol.
Este era el trabajo de todo un día, en el que reíamos y la casa estaba llena de gente que entraba y salía. Lo que mas me gustaba era cuando llegaba la noche y el árbol se veía mágico: lleno de brillos y luz. Me gustaba quedarme hasta tarde viéndolo resplandecer.
Algunos años no fueron muy buenos, mis padres eran un tanto desorganizados en Navidad y Año Nuevo. No lograban ponerse de acuerdo en donde iba a ser, con quien y a veces no había dinero, pero todo mejoró mucho cuando mis hermanas ya trabajaban. El árbol se iba llenando de regalos grandes y pequeños, brillantes y bien envueltos. Al llegar la Navidad había muchísimos al pie del árbol.
Mi mamá cada año prepara Bacalao (nunca me ha gustado). Cuando era niña, había siempre mucha comida: spaghetti, pastel, romeritos, ensalada, a veces pavo o pierna al horno. Recuerdo como entre sueños, la casa caliente por el horno y con el aroma de toda la comida que se iba preparando durante el día.
La noche anterior a Navidad, después de cenar abríamos lentamente los regalos y nos dábamos abrazos y besos. Las ventajas de ser la hija menor es que casi siempre me daban muchos regalos y podía dormir hasta muy tarde.
Sin embargo, el momento mas especial era cuando durante la Noche Buena, llegaba Santa Claus. No podía casi ni dormir por tanta emoción y en cuanto despertaba corría escaleras abajo y buscaba debajo del árbol, justo donde había dejado mi carta. Siempre encontraba juguetes, ropa y zapatos. Agarraba todo y corría a despertar a mis papás.
Después, mis hermanas bajaban a ayudarme a armar los juguetes nuevos, pegar estampas y me decían como funcionaba cada cosa. Me encantaba verlas, más aún que jugar con los juguetes.
La mañana de Navidad, recalentábamos la comida y pasábamos todo el día acostados en la sala junto al árbol viendo películas y comiendo.
Si, ¡quiero un árbol y adornarlo con mis niñas!
Por aquí, les dejo unos consejos para el elegir el árbol que los acompañara esta Navidad y Año Nuevo:
1) Renta un árbol vivo con maceta, sin cortarlo, para que pueda ser replantado al final de su uso o compra un árbol que puedas replantar en tu propio patio. Huelen delicioso, siguen vivos y generan oxigeno.

IMG_2690.JPG

2) Si vas a comprar un árbol, prefiere un árbol natural a uno artificial, pero cuando se terminen las fiestas no lo tires a la basura. Busca un centro de acopio donde lo puedan reciclar.

IMG_2691.JPG

3) Ten cuidado cuando compres árboles de importación. Cuando son muy baratos puede ser que hayan entrado al país de contrabando y no cumplan con las normas sanitarias. Esto es muy grave, porque estos árboles pues traer insectos nocivos y muy diferentes a los que hay en el país donde vives.

IMG_2692.JPG

¡Felices fiestas!

15 datos que no conoces sobre la Navidad

La comuna pink Para una vida color de rosa

Probablemente piensas que sabes todo sobre la época navideña. Puede que sepas mucho, pero que desconozcas los interesantes datos que descubrirás a continuación. Compártelos con tus amigos para que los eduques en esta linda época.

  1. Los alemanes crearon el primer árbol artificial de Navidad usando plumas de ganso pintadas (Gulevich, Tanya. 2000. Encyclopedia of Christmas. Detroit, MI: Omnigraphics, Inc.).
  2. En el año 350 a.C., el papa Julio I declaró diciembre 25 como el cumpleaños oficial de Jesucristo (Collins, Ace. 2003. Stories Behind the Great Traditions of Christmas. Grand Rapids, MI: Zondervan).
  3. De acuerdo a datos provistos por Facebook, la época en que más parejas se separan es dos semanas antes de Navidad. Por otro lado, el día de Navidad es en el que menos parejas se disuelven.
  4. Los árboles de Navidad crecen por al menos 15 años antes de ser cortados y vendidos (“Christmas Trees and More.” University of Illinois Extension. 2010. Accessed: December 6, 2010).
  5. Sobre 20,000 hombres se disfrazan de Santa Claus en los Estados Unidos para interpretarlo en centros comerciales y eventos navideños (Gulevich, Tanya. 2000. Encyclopedia of Christmas. Detroit, MI: Omnigraphics, Inc).
  6. Se dice que la primera persona en decorar un árbol navideño fue el reformista protestante Martin Lutero, quien al ver las estrellas brillando entre los árboles se inspiró y colocó velas sobre uno dentro de su casa para compartir tal belleza con sus hijos (Gulevich, Tanya. 2000. Encyclopedia of Christmas. Detroit, MI: Omnigraphics, Inc).
  7. 2163103-manzanas-rojas-y-pinas-en-arbol-de-navidadLas manzanas fueron de las primeras piezas que se usaron para decorar los árboles navideños (Grossman, John. 2008. Christmas Curiosities: Odd, Dark, and Forgotten Christmas. New York, NY: Stewart, Tabori & Chang).
  8. La primera tarjeta navideña fue creada por el ilustrador británico John Callcott Horsley (1817-1903) por encargo de Sir Henry Cole (Gulevich, Tanya. 2000. Encyclopedia of Christmas. Detroit, MI: Omnigraphics, Inc.).
  9. Para cumplir con todas las personas del mundo, Santa tendría que entregar 832 regalos por segundo en Nochebuena, según científicos estadounidenses.
  10. 7 de cada 10 perros recibe obsequios navideños por parte de sus dueños.
  11. El regalo navideño más grande de la historia es la Estatua de la Libertad en Nueva York. Fue un obsequio de Francia para los Estados Unidos.
  12. De acuerdo a algunos teólogos, Jesucristo debió haber nacido en una cueva, no en un establo de animales.
  13. Teólogos estiman que Jesucristo nació algún día de septiembre entre el 6 A.C. y el 30 D.C., y no el 25 de diciembre, como se celebra en la actualidad.
  14. La archifamosa canción “Jingle Bells” se llamó originalmente “One Horse Open Sleigh” y fue creada para el día de Acción de Gracias, no para Navidad.
  15. Rodolfo o Rudolph fue creado en 1938 como parte de una promoción navideña para una marca comercial.

Dale click al título para leer más artículos de la Comuna Pink