Nopal, rica fruta mexicana que ayuda a bajar de peso y reduce el colesterol

Propiedades del nopal

Hay frutos que son empleados para preparados naturales, desde tiempos inmemoriales. Tal es el caso del nopal, que proviene de un cactus mexicano y que prontamente ha ganado fama mundial, gracias a sus propiedades. El uso medicinal de este fruto se amplía a la diabetes, para bajar de peso y varias cosas más.

El nopal es una fruta que se obtiene del cactus denominado Opuntia. Crece silvestremente en gran parte de Latinoamérica, teniendo su epicentro en México, donde mejor provecho han sabido extraerle. Tal es así, que allí es considerada una planta fuente de vida y que hasta los aztecas la empleaban en sus preparados.El uso del nopal, como hemos dicho, se remonta a tiempos lejanos. Allí, los pueblos originarios empleaban su zumo y también su pulpa para la diarrea, para cicatrizar heridas, para el hígado y hasta para las infecciones. Obviamente, el paso del tiempo no ha afectado los buenos usos que se le dan a esta planta.Así es como el nopal comenzó a emplearse para múltiples preparados medicinales caseros en todo México, antes de extenderse al mundo. Se emplea para bajar de peso, también para problemas relacionados con la diabetes, con la digestión y con el colesterol.

Para que se den una idea de la importancia que tiene en México el nopal y sus tunas, se consumen por año, per cápita, unos 6,4 kilogramos de esta planta. Así es como la población actual supo interpretar el mensaje que le legaron sus antepasados.

Galería de tacos, ¿Cuál es tu favorito?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alguna vez te has preguntado ¿desde cuándo, dónde y cómo surgió la idea de crear los deliciosos tacos? En realidad no existe fecha exacta, pero se cree que el platillo tiene su origen en el México prehispánico. Se menciona que debido a que los hombres trabajaban todo el día en el campo, las mujeres ingeniaron este sistema de alimento para su fácil transportación y consumo.

No obstante, la primera taquiza de la que se tiene conocimiento, fue documentada por Bernal Díaz del Castillo, en su crónica, “Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España”, realizada por Hernán Cortés, en Coyoacán para sus Capitanes y Conquistadores.

Un taco se compone de dos partes principalmente, el guiso y la tortilla con la que envolverá. Fray Bernardino de Sahagún, durante su vida escribió sobre varios tipos de tortillas: la laxcalpacholi, de maíz de colores; la ueitlaxcalli, tortilla grande delgada y blanca; la ouauhtlaxqualli, muy grande, gruesa, áspera y hecha con nixtamal, y la totonqui tlaxcalli, de color blanca.

Martha Chapa, en su libro “Los tacos de México”, menciona que debido a que en la época prehispánica se acostumbraba a comer en la calle, es que actualmente se vende este tradicional  platillo en puestos ambulantes en las principales avenidas de las ciudades.

También se ha mencionado que debido a que los españoles no podían pronunciar quauhtaqualli, palabra con la los indígenas llamaban a este platillo, sólo decían taqualli y con el tiempo adopto el nombre de taco.

De este platillo hay diversas variantes a lo largo y ancho de la República Mexicana, ya sea por el tipo de tortilla o por el guiso con el que se preparan.

Para conocer más sobre los tacos y como se preparan en algunas regiones, dale click a De10.mx