Antiheroes por Laura Zita

BannerFebrero

Si cuando eras niñ@ (como yo), sentías una pena inmensa por el malo de la historia y muchas veces hasta deseabas que las cosas le salieran bien y tuviera el final que tanto deseaba: este artículo es para ti.

Cuando era chica, me sentía verdaderamente mal por los villanos de las películas. Me sentía enternecida por su deseo de venganza, totalmente justificado: la vida había sido mala con ellos. Y muchas otras veces, no entendía muy bien las razones del héroe.

No entendía qué lo motivaba a salvar el día, ni tampoco entendía porque era lento, bonachón sin comprometerse y finalmente la historia lo beneficiaba aun cuando no hacía grandes esfuerzos.

Para grandes esfuerzos e inteligencia, la de los malos. Ellos de verdad se esfuerzan por conseguir lo que quieren y aun cuando cargan una gran pena, rencor y múltiples cicatrices tanto físicas como emocionales. Ellos se levantan de entre las cenizas y usan ese odio para convertirse en súper hombres o mujeres cuya única motivación es la venganza.

Estos malvados me hacían pensar en la redención. Siempre esperé que el personaje antagónico después de saciar su sed de venganza, se diera cuenta de que valía la pena tener una buena vida y las cartas al final cambiaran y todo se acomodara para poder tener un nuevo comienzo. Pero no es tan sencillo…

Así como existen los héroes, también hay antihéroes. Los antihéroes son personajes más que antagónicos, diferentes a los héroes en cuanto a su apariencia y sus valores. Generalmente, el antihéroe tiene una historia oscura que lo hace más humano. Tiene muchos defectos y comete muchos errores y eso lo hace mucho más creíble para el público quien se siente identificado con el personaje.

Los buenos-buenos empalagan, las buenas-buenas aburren. Mientras que el antihéroe seduce, su historia convence y su razón de ser (raison d’être) es valida y el público quiere verlo triunfar ante la adversidad.

El cine y la televisión nos brindan una amplia colección de antihéroes que se han ganado el aprecio y admiración del público.

A continuación te presento algunos de los más actuales:

  1. Bender en ‘Futurama’.

  2. David Duchovny, Hank Moody en ‘Californication’.

  3. Ian Somerhalder, Damon Salvatore en ‘Vampire Diaries’.

  4. Bryan Cranston, Walter White en ‘Breaking Bad.

  5. Anne Hathaway, Catwoman en ‘The Dark Knight Rises’.

  6. Homer Simpson, en ‘Los Simpson’.

  7. Michael C. Hall, Dexter Morgan en ‘Dexter’.

  8. Brad Pitt, Tyler Durden en ‘Fight Club’.

  9. Clint Eastwood, Walt Kowalski en ‘Gran Torino’.

  10. Eliza Dushku, Faith en ‘Buffy, la Cazavampiros’.

  11. Gru, en ‘Gru, mi villano favorito’.

  12. Hugh Laurie, Gregory House en ‘House’.

  13. Peter Griffin, en ‘Padre de Familia’.

  14. Kiefer Sutherland, Jack Bauer en ’24’.

  15. Alexander Skarsgård, Eric Northman en ‘True Blood’.

  16. Johnny Depp, Jack Sparrow en ‘Piratas del Caribe’.

  17. Uma Thurman, Beatrix Kiddo en ‘Kill Bill’.

  18. Josh Holloway, Sawyer en ‘Lost’.

  19. Shrek, en ‘Shrek’.

  20. Alan Rickman, Severus Snape en ‘Harry Potter’, entre otros…

Seguramente, me dirás que me faltaron muchos otros. ¿Cuál es tu favorito y por qué?

Mamá por Laura Zita

Patrioterías 

Mamá

Laura Zita

De verdad que me encanta ver películas, especialmente si son en la sala de cine. La relación que se hace entre la película y el espectador es intima y honesta. Aun cuando la película sea de fantasmas o zombies, desde que llegas al cine sabes que todo lo que salga de la pantalla lo tienes que creer y comprometerte unas dos horas y sufrir, llorar y reir con los personajes y sus historias. Así como, también enamorarte, ilusionarte y sentir las mariposas en el estómago cuando la protagonista recibe el primer beso.

Ayyy, amo el cine.

BCT9rstCMAAuZDi.jpg-large

Antier fui con mi hija a ver la nueva película de Guillermo del Toro: “Mamá”. No estaba muy segura de qué esperar, pero tenía muchas ganas de ver un película bien hecha y de miedo. Así que como buenas mexicanas valientes nos fuimos a la última función de la noche y nos preparamos para saltar y gritar de terror. La película está impresionante, más allá de que si te saca unos buenos sustos, la fotografía es hermosa y el manejo de la cámara y los efectos visuales hacen que vivas por unas horas una historia diferente.

Independientemente de que te creas la trama de la historia, “Mamá” es una película para mover emociones. Un miedo nuevo que no solo es sangre para los adolescentes, persecuciones de asesinos o zombies hambrientos. No se apoya en la violencia para asustarte. Esta película va mucho más lejos ya que toca los miedos más profundos y básicos. El ser humano no puede sobrevivir sin que alguien lo cuide. Una madre, un padre, alguien que se haga responsable durante los primeros años en somos frágiles ante todo.

La película comienza con dos bebés perdidas en el bosque sin que nadie sepa donde están y sin alguien que las cuide.

A los 5 minutos, yo ya me quería salir de la película. Me dio muchísimo miedo pensar en mis niñas sin nadie que las cuidara. Respire profundamente y seguí en la sala. Valió la pena, es una excelente película que mueve muchas emociones mientras te pega algunos sustillos.

Desde hace muchos años, soy una cinéfila de corazón. Me gusta todo tipo de películas, desde las lentas en la que la historia es muy rica en contenido, pero el director no se preocupó por darle un buen ritmo y a veces se siente pesada, la comedia americana muy simplona que te hace reír de puras tonterías, la comedia romántica que te hace soñar en que si existen los príncipes aunque solo sea en la películas, el thriller que te hace pensar y tratar de descubrir quien es el malo, hasta la película de terror que hace saltar tu corazón y que la adrenalina corra rápidamente por tus venas.

Guillermo del Toro es uno de mis directores favoritos. Me encanta como cuenta las historias. Te lleva casi de la mano a conocer íntimamente a sus personajes a través de la fotografía y la narrativa que no deja que tu atención caiga. “Desde El Espinazo del Diablo”, “Mimic”, “El Laberinto del Fauno”, entre otras y ahora “Mamá”, del Toro ha madurado su ritmo. Sigue haciendo películas oscuras y con tramas fuertes y un tanto violentas, pero con “Mamá” es fácil relacionarse, especialmente si ya tienes hijos.

Sentí tanto miedo por las bebés perdidas al sentirme reflejada como madre que protege y se mantiene al pendiente de las necesidades de sus hijas y consciente de la fragilidad de los primeros años de vida.

También tengo que mencionar la excelente dirección que tuvieron los actores. Las expresiones fáciles y la comunicación no verbal de los actores fue magnifica. En este film, podemos ver las muy creíbles actuaciones de dos pequeñitas de apenas 6 y 10 años que rien, lloran y te conmueven hasta los huesos.

Definitivamente, me encantó y me sacó del cine llorando. No podía parar, me sentí tan identificada con la sensación de pérdida y con la gran necesidad de proteger a mis propias niñas.

Recomendadísima, vayan a verla y me cuentan si soy una madre histérica o de verdad está como para verla varias veces. Qué tengan una linda semana y vean muchas pelis.