Trucos para decorar en Navidad (sin gastar mucho dinero)

En plena crisis llega de nuevo la Navidad y estoy segura de que no estamos para muchos gastos y menos para la  decoración. El dinero mejor guardarlo para los turrones, el cava y los regalos. Es por ese motivo que he pensado que estaría bien dar algunas ideas para decorar de forma muy económica y con resultados espectaculares. El buen gusto y las buenas ideas no siempre necesitan grandes presupuestos.

Así que no te desesperes. Tu casa puede lucir como en los mejores tiempos con estos sencillos trucos decorativos navideños

1. El rojo es el color estrella en Navidad:

Si tienes las paredes de color rojo estás de enhorabuena. Podrás dar un aire muy festivo con muy poca cosa, ya que parte de la decoración tus paredes la llevan de serie. En ese caso, simplemente con el árbol la decoración estará casi lista. Si quieres dar un aire mucho más festivo (sin gastar mucho), compra algunas guirnaldas  de papel en blanco y rojo y cuélgalas del techo. Puedes añadir algunos complementos más en esos tonos (que seguro los tienes de otros años) como por ejemplo, velas, o bolas decorativas del árbol (colocadas en lugares estratégicos dan un toque muy sofisticado y navideño).

En esta imagen puedes ver el efecto que se consigue con estos sencillos trucos.

2. Las luces son muy festivas:

La mayoría de nosotras/os no tenemos las paredes de rojo. Pero no importa, también tengo muy buenos trucos si las paredes están pintadas en colores neutros (Blanco, beige, piedra, crema). En estos casos lo que queda súper elegante es colocar algunas luces navideñas (si puede ser blancas, aunque puedes probar con otros colores) en lugares estratégicos. Si las pones en un sitio destacado de la estancia, crearán un efecto increíble. El resto de decoración se puede acompañar con algunas velas (también blancas) y algunos adornos con hoja natural (las típicas de navidad)

Como ves, en esta decoración no hay muchos elementos típicamente navideños, sin embargo el aire es totalmente festivo y muy, muy elegante y sofisticado.

3. Adornos potentes para atraer la atención:

En muchas ocasiones lo ideal es optar por la sobriedad. Si ya tienes el árbol de Navidad, una opción sencilla, pero muy efectiva, para ambientar es colocar unos centros de mesa muy llamativos. No es necesario “cargar” la habitación con nada más. Los centros deben ser grandes y “cantones”, de forma que la atención se centre en ellos. Al desviar la atención hasta esas piezas, la sensación es que el comedor está mucho más decorado de lo que en realidad está. Siempre es mejor unos adornos “potentes” en lugares estratégicos que muchos adornos con poca entidad. ¿Entiendes el concepto?

Aquí puedes ver un ejemplo de centros de mesa con gran poder de atracción.

4. Pequeños detalles y un gran conjunto

A veces la imaginación es mucho mejor que una gran billetera. Hay algunos iconos típicos de la Navidad. Juega con ellos y crearás auténticas maravillas con muy poco presupuesto. El rojo siempre es un color que nos ayuda con el efecto festivo. Aunque tu puedes combinarlo con verdes, dorados, platas, etc…. Un simple mantel a cuadros, unos dulces típicos a modo de adorno, y un toque con plantas típicas de la época (muérdago, galcerán, etc…) pueden dar un acabado festivo y desenfadado. Seguro que en la tienda de “todo a cien” o en los “chinos” encuentras muchos de los complementos para hacer realidad esta idea.

Esta es una de mis decoraciones preferidas. Porque además de quedar preciosa con muy poco presupuesto, creo que se adapta muy bien a comidas familiares en las que haya niños.

5. Un poco de originalidad con mucha elegancia

Los adornos de navidad dan mucho juego, y el único límite es la imaginación. Así que puedes innovar o pensar en cosas tan originales como colocar unas alas de ángel a tus sillas. Y rematar la decoración con pequeños árboles de navidad. Sólo un consejos. Si vas a colocar muchos adornos, intenta que sean en colores bastante neutros (platas o blancos) para no recargar demasiado y dispersar la atención. Recuerda que lo que interesa es concentrar la mirada en sitios estratégicos. La mayoría de veces, menos es más.

Me encanta esta idea de poner alas a las sillas. Y lo mejor de todo es que este tipo de complementos están al alcance de todos los bolsillos.

Con estos trucos ya no tienes excusa para que estas fiestas tu casa luzca con todo su esplendor. ¿Te animas?

Dale click a cualquier imagen para leer más ideas sobre decoración

10 consejos para redecorar o decorar tu casa con poco dinero

fuente: 10 consejos para

Si queréis decorar un piso con poco dinero o tenéis un bajo presupuesto para redecorar vuestra casa, aquí tenéis unos cuantos consejos e ideas para hacerlo de forma económica y eficaz:

Da color a las paredes. Unos pocos litros de pintura transformarán la habitación por completo. Prueba con un matiz o un tono fresco y verás cómo cambia el aspecto de tus muebles.

Repiensa lo que tienes. No cuesta nada reconsiderar qué aspecto tiene la estancia a redecorar. ¿Por qué no mueves algunos muebles?. A veces, un nuevo enfoque te anima a deshacerte de piezas que arruinan el espacio. ¿Realmente necesitas todo lo que ves? ¿Todo tiene un motivo y un significado especial para ti? Si no, tíralo. Lo prometemos: menos es más.

Utiliza la luz inteligentemente. Añadir dimmers al diseño de luz en tu habitación ofrece dimensiones y ambientes distintos por muy poco dinero. También puedes comprar una nueva pantalla para las lámparas que ya tienes. Considera el hecho de reemplazar las lámparas de techo mal emparejadas por una o dos nuevas que conjunten bien. Coloca una a cada lado del sofá o de la cama y ya verás como tu habitación tiene un estilo unido instantáneamente.

Actualiza tus cojines. ¿No te puedes permitir un sofá nuevo? Hay cientos de cojines baratos y fabulosos que le darán un toque especial y renovado a tu sofá y al espacio de la sala de estar.

Duerme con estilo. ¿Tu habitación de matrimonio necesita un impulso? Dale una actualización instantánea. Prueba a comprar un nuevo cabecero con un diseño especial o incluso atrévete a pintar uno en la pared. Invierte dinero en un buen conjunto de sábanas. Elige un estampado atrevido para las colchas o los cojines, ya que definirá tu habitación, no tengas miedo a mezclar y combinar colores y estampados.

Prueba con un espejo. Si no te puedes permitir comprar cuadros caros, puedes encontrar espejos únicos en tiendas en liquidación y en las tiendas de muebles vintage. Si los agrupas, le darán elegancia y personalidad hasta a los espacios más pequeños.

Considera la escala. No importa lo pequeño que sea tu espacio, considera poner una pieza de arte grande como centro y decora alrededor de ella. Los objetos a gran escala dan la sensación de grandeza a todo lo demás. Hay webs que imprimen cualquier cuadro o diseño a gran escala, como los fotomurales.

Tapiza y renueva. Si no te puedes permitir comprar sillas nuevas, dale a las que ya tienes un nuevo aspecto tapizándolas con un nuevo estampado. Atrévete con un estampado llamativo y ya verás como una simple silla puede transformarse completamente.

Revisa ventanas, persianas, visillos y cortinas. Todos los elementos que hay alrededor de las de ventanas son esenciales para dar dimensión, por no mencionar la luz, a una habitación. Puedes realzar cualquier espacio invirtiendo un poco de dinero en cortinas nuevas. Atrévete con terciopelo o estampados atrevidos en una habitación pequeña para darle el aspecto de un pequeño joyero de lujo. Unas sencillas y elegantes cortinas para grandes espacios pueden ofrecerte el cambio que necesitas.

Crea alguna pieza de arte. Es económico y da buenos resultados: puedes decorar la pared con marcos de diferentes dimensiones. Compra online algunos posters o imprime imágenes que te gusten. Prueba a hacer algún collage con diferentes papeles y texturas, haz una foto artística o mete flores secas en los marcos. Quedará una pared única y especial que le dará un nuevo aire a tu hogar.

Dale click a la imagen de cada consejo para descubrir más ideas de decoración