¿Quién es el candigato Morris?

El candigato Morris ha sido la sensación viral los últimos meses. Este gatito se postuló virtualmente a la alcaldía de Veracruz y ganó el día de ayer, 7 de julio, más de 540 votos, así como la admiración y simpatía de más de 155 mil fans alrededor del mundo.

Para quienes todavía no conocen al candigato Morris: ésta es su historia.

213316_oMORRISTHECAT570_principal

En la localidad de Xalapa, dos jóvenes -que hasta ahora la prensa local ha identificado por sus nombres de pila, Sergio y Daniel- propusieron postular a su gato como candidato a la alcaldía.

“Ante la cantidad de ratas que acechan esos puestos sólo un gato podrá poner orden. El candigato no promete nada más que los demás candidatos: Descansar y retozar”, dice el eslógan de campaña.

Cumbia del candigato Morris

Un nombre en la boleta

La postulación de Morris es virtual. Lo que proponían sus promotores es que los votantes escribieran su nombre en la papeleta de votación, en vez de marcar una de las opciones oficiales.

Sin embargo, su “comando de campaña” pide no votar por él sólo porque se trata de un gato. El llamado es a quienes “han perdido la fe en la clase política”, a quienes sienten que su voto no ha sido respetado y quienes no están convencidos de los candidatos normales, entre otros.

candigato-morris-279x300

Ante la cantidad de ratas que acechan esos puestos sólo un gato podrá poner orden. El candigato no promete nada más que los demás candidatos: Descansar y retozar”

“Yo soy un gato y no hago mucho. Pero puedes usar tu voto por mí como protesta”, dice en su página de Facebook, que al día de hoy cuenta con más de 155.000 “likes.

Esta invención de unos electores cansados de la política tradicional tiene más seguidores en redes sociales que algunos de sus rivales humanos. Y en ello, ha logrado un hito envidiable para cualquier político: tener a todos hablando de él.

fuente: bbc mundo 

Las cabezas van cayendo por Laura Zita

“Patrioterías”

Las cabezas van cayendo

Por: Laura Zita

Con las nuevas tecnologías de la información, la facilidad que tiene cualquiera para encontrar información en Internet y con los miles de cibercafés que hay en México, no entiendo como el gobierno actual se atreve a querer censurar los medios de comunicación tradicionales.

El gobierno actual es un término totalmente ambiguo. Hasta donde yo sé Felipe Calderón sigue siendo presidente de México, todavía no se entrega el poder al PRI, pero aún así ya se están tomando medidas desde ahorita para favorecer a un presidente que no está oficialmente en el poder aun.

Las marchas siguen, las protestas no se han callado, México no se ha conformado con el presidente que nos quieren imponer. Estoy de acuerdo con los miles que dicen que se debe respetar su derecho y su libertad de haber votado por Peña Nieto, pero de la misma manera se debe respetar a quienes no lo hicieron y representan la gran mayoría de votantes de nuestro país.

Hace unos días hablaba con mi mejor amiga que vive en el Estado de México y me comentaba que lo más triste de estas elecciones no solo es que el PRI haya “ganado”, lo más triste es que la gente de verdad estaba emocionada y participando en el proceso electoral como nunca y hoy se sienten frustrados, engañados y traicionados.

Desde este lugar del mundo, yo también me siento defraudada y sorprendida. Me horroriza como están cayendo poco a poco los periodistas que no comparten la ideología del combo PAN-PRI. Antes de las elecciones, Carmen Aristegui fue despedida por decir cosas que no debía. Hace unas semanas, Pedro Ferriz de Con se retira y antier John Ackerman renuncia por no estar de acuerdo con la política de MVS.

México es uno de los países con los mayores índices de asesinatos a periodistas. Estas grandes figuras de la locución y el periodismo se pueden dar el lujo de renunciar, cambiar de medio y seguir comunicando, pero existen muchos periodistas no tan conocidos que “desaparecen” por hacer comentarios inconvenientes, por perseguir a los “intocables” y sacar los trapitos al sol de algún político corrupto.

Nuestro país no puede seguir así. Cerremos los ojos a los medios de comunicación tradicionales que solo nos quieren engañar, que nos muestran solo la realidad que quieren que nos traguemos y que se deshacen de los periodistas y comunicadores que no quieren entrarle a su política de engaño y manipulación.

Las verdades y la suciedad seguirán saliendo a la luz mientras existan medios alternativos que no tengan miedo ni a las ventas, ni a los contratos millonarios, ni a las alianzas, ni a los premios que ofrecen los políticos por enaltecerlos, ni a las amenazas de los grupos de ignorantes que quieren que nuestro país se sumerja en el oscurantismo que sufrimos durante el gobierno del PRI.

México, recuerda como durante el largo régimen del PRI, los medios de comunicación eran solo un escaparate de las “maravillas” del presidente y su gobierno y de pequeños entretenimientos para el pueblo. Solo se decía lo que aprobaba el gobierno, no existía la menor oportunidad de libre expresión y los lideres de opinión, como se les llamaba, cumplían con su labor de aleccionar a la población sobre su papel pasivo en las decisiones del país.

México ha despertado y no puede dormirse de nuevo. Hoy sabemos que nuestra voz vale, que es NUESTRO país y que es una vergüenza tanto quedarse callados como dejar que otros decidan por nosotros.

Con la misma energía que fuiste a votar, defiende tu derecho a NO estar de acuerdo. ¡Di NO a los medios de comunicación engañosos y ciérrales la entrada a tu casa, a tu coche y a tu vida!