Pan de muerto: historia de azúcar y sangre

http://www.terra.com.mx

El pan de muerto, que es para los mexicanos un verdadero placer, tiene su origen en la época de la Conquista, inspirado por rituales prehispánicos, y hoy en día es uno de los componentes más importantes de las ofrendas dedicadas a los Fieles Difuntos.

Las poblaciones mexicanas especialmente del centro y sur del país han tenido un gusto particular por ese pan de fiesta, pan dedicado a los difuntos que regresan a reencontrarse con sus familias el 1 y 2 de noviembre, de acuerdo con la tradición de «Día de Muertos» que se ha heredado de generación a generación desde hace varios siglos.

El gusto por la elaboración de un pan especial para el caso se remonta a la época de los sacrificios humanos y a la llegada de los españoles a la entonces Nueva España (ahora México), en 1519. Cuentan que era un ritual, en el México de antes de la conquista, que una princesa fuera ofrecida a los dioses, su corazón aún latiendo se introducía en una olla con amaranto y después quién encabezaba el rito mordía el corazón en señal de agradecimiento a un dios.

Los españoles rechazaron ese tipo de sacrificios y elaboraban un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de la doncella. Así surgió el pan de muerto. José Luis Curiel Monteagudo, en su libro «Azucarados Afanes, Dulces y Panes», comenta: «Comer muertos es para el mexicano un verdadero placer, se considera la antropofagia de pan y azúcar. El fenómeno se asimila con respeto e ironía, se desafía a la muerte, se burlan de ella comiéndola».

Otros historiadores han revelado, que el nacimiento de ese pan se basa en un rito, que hacían los primeros pobladores de Mesoamérica a los muertos, en el cual los enterraban con sus pertenencias. En el libro «De Nuestras Tradiciones» se narra la elaboración de un pan compuesto por semillas de amaranto molidas y tostadas, mezclado con la sangre de los sacrificios que se ofrecían en honor a Izcoxauhqui, Cuetzaltzin o Huehuetéotl.

También hacían un ídolo de Huitzilopochtli de «alegría», al que después encajaban un pico y, a manera de sacrificio, le sacaban el corazón en forma simbólica, pues el pan de amaranto era el corazón de ídolo. Luego se repartían entre el pueblo algunos pedazos del pan para compartir la divinidad.

Se cree que de allí surgió el pan de muerto, el cual se fue modificando de diversas maneras hasta llegar al actual. El pan de muerto tiene un significado, el círculo que se encuentra en la parte superior del mismo es el cráneo, las canillas son los huesos y el sabor a azahar es por el recuerdo a los ya fallecidos.

Dale click a la imagen para ver una sencilla receta de pan de muertos

La Catrina Mexicana

http://www.lacatrinamexicana.mex.tl

La Catrina fue creada por artistas mexicanos para hacer una representación metafórica de la alta clase social  de México, que prevalecía antes de la Revolución Mexicana. Posteriormente se convirtió en el símbolo oficial de la Muerte, ya que en México se celebra el Día de los Muertos el 1 y 2 de noviembre en toda la República Mexicana.

El mexicano se burla de la muerte y juega con ella con cierta picardía y  el debido respeto.

De acuerdo con el folclor mexicano, «La Catrina,» mejor conocida como la Muerte y con muchos nombres más, puede mostrarse de muchas formas.

Algunas veces se representa  alegre, vestida de manera elaborada, con ganas de divertirse e incluso coqueta y seductora con los mortales. Otras, la encontramos «en los purititos huesos,» lista para llevarnos cuando menos lo esperamos. Sin embargo, la relación que los mexicanos tienen con «La Catrina» se define por una serie de circunstancias íntimamente vinculadas con la historia y cultura de México, las tradiciones y costumbres de cada regiòn;  la  consideran un huésped imprescindible en ocasiones importantes, como el Día de Todos Santos y el Día de los Fieles Difuntos.

De acuerdo a esta tradición, se cree que la muerte y la memoria de nuestros fieles difuntos, nos da un sentido de identidad que arraiga nuestra cultura.

A » La Catrina» y  a  «El Catrín»  los asociamos también, paradójicamente, con el placer de vivir ante la inminencia de la muerte.

La Catrina, con su personalidad  traviesa, ocurrente, simpática y coqueta nos invita a vivir con plenitud cada  momento, y a través de las artes mayores y menores  encontrar el sentido de la vida.

La doble identidad de La Catrina nos recuerda que la vida es aquí, ahora y eternamente.

Ahora les presentamos a los artistas que plasmaron la imagen de La Catrina en grabados que la han hecho inmortal.

Manuel Manilla

Fue un caricaturista nacido en 1830 y la Flaca, la Huesuda se lo llevó en 1890.

Es  considerado el  precursor de José Guadalupe Posada por sus caricaturas que incluyen personajes esqueléticos.

José Guadalupe Posada

Nace en Aguascalientes, el 2 de febrero de 1852.
Conoció a La Tía de las Muchachas un  20 de enero de 1913.

Fue considerado por Diego Rivera  como el prototipo del artista del pueblo y su defensor más aguerrido.

Célebre por sus dibujos y grabados sobre la muerte y por ser un apasionado al realizar caricatura política.

Desarrolló nuevas técnicas de impresión. Trabajó y fundó periódicos importantes. Consolidó la fiesta del Día de los muertos, por sus interpretaciones de la vida cotidiana y actitudes del mexicano por medio de calaveras actuando como gente común. Desde entonces tenemos a la conocida pareja: El Catrín y La Catrina.

Diego Rivera

Su nombre completo fue, Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez.

Nace en Guanajuato el 8 de diciembre de 1886.
 La Calavera Catrina se lo lleva desde la Ciudad de México el 24 de noviembre de 1957.

Fue un destacado muralista mexicano de ideología comunista y muy  famoso por plasmar obras de alto contenido social en edificios públicos.

Es creador de diversos murales en distintos puntos del Centro Histórico de la Ciudad de México, así como en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, en otras ciudades como Cuernavaca y Acapulco y del extranjero como San Francisco, Detroit y Nueva York.

Dale click cualquiera de las imágenes para conocer más datos interesantes sobre la catrina