Duelo migratorio, ¿cuáles son las señales para reconocerlo y combatirlo?

Al igual que el resto de los duelos, no todo el mundo los vive de la misma manera, no en todas las personas tienen la misma intensidad, no todo el mundo pasa por las mismas vivencia. Esto depende de muchos factores: el estilo de afrontamiento, los rasgos de personalidad, las circunstancias contextuales, las redes sociales, etc.

Sin embargo, se han descrito una serie de circunstancias personales y sociales que, en conjunción, actúan como formas de predicción de duelo migratorio:
  • Desorientación temporal – espacial prolongada
  • Incomunicación con la población de origen y asilamiento
  • Dificultad para encontrar vivienda o vivir en condiciones insalubres o hacinados
  • Dificultad para establecer un ritmo de vida normalizado
  • Soledad, sentimiento de fracaso y de miedo
  • Sentimiento de tener que luchar para sobrevivir por estar sometido a condiciones de explotación o humillación.

Junto con la confluencia de los factores anteriormente señalados que actúan como predictores, habría que señalar algunas de las expresiones sintomáticas frecuentes cuando el duelo ya es manifiesto:

  • La tristeza. Es un estado de ánimo que tiene que ver con lo dejado atrás, con la dificultad para conseguir el proyecto migratorio.
  • El llanto.
  • La culpa.
  • La ansiedad está ligada a la lucha intensa por conseguir los objetivos propuestos, de igual manera está ligada al miedo por los peligros, discriminaciones e incertidumbres que se viven en torno a muchos procesos migratorios. La ansiedad también se refleja en torno al choque cultural y al grado de tolerancia a la frustración que tenga cada cual.
  • La irritabilidad está relacionada con la magnitud de las frustraciones a las que se debe hacer frente. La falta de autonomía, la falta de recursos económicos, las jornadas de trabajo inacabables pueden ser generadoras de irritabilidad.
  • Miedo, confusión y preocupación. El miedo está presente en buena parte del duelo migratorio, aparece y desaparece o se aminora. Los síntomas de confusión son frecuentes, sobre todo en los primeros momentos de estancia en el lugar de acogida. El hacer cosas diferentes, en lugares diferentes, con personas diferentes favorece la confusión. La pérdida de referencias ayuda en este proceso de confusión. Y las preocupaciones tienen que ver con el alto nivel de presión que se recibe.
  • El sentimiento de culpa. Corresponde con sentimientos de dejar abandonados a personas queridas. Los sentimientos de culpa se pueden avivar cuando la persona inmigrante toma contacto con esas personas víctimas del “abandono” y se produce algún tipo de reproche real o fabulado por el propio inmigrante. El sentimiento de culpa dificulta el disfrute en la sociedad de acogida, este sentimiento obstaculiza, limita, castra los momentos de diversión o alegría que se puedan dar, sobre todo en los primeros momentos de la estancia.

    Dale click a la imagen para leer el artículo completo

Nuit Blanche en París: ¡Consejos para disfrutarla!

por Elizabeth Ponce de León /Todo París

Una noche entera para descubrir París, el París artístico, el cultural, el avant-garde. Y es que la noche de este 6 de octubre, Todo París estará despierto para  disfrutar la Nuit Blanche con lo mejor de su arte, música, performances, exposiciones, conciertos, happenings e instalaciones por sólo una noche, desde las 19h del sábado y hasta las 7h del domingo.

Este año en su onceava edición, lleva el nombre de “Paris à l’infini” o París al infinito. Es la ciudad misma el tema de esta edición. Nuit Blanche, es el término que los franceses usan para decir que han pasado una noche en vigilia, sin dormir, por gusto o por insomnio. Esta vez, el gusto será mucho y  por ello hay que armarse de valor, abrir bien los ojos, tomarse los cafés suficientes y darse cita en éste que, podríamos decir, es el evento artístico público y gratuito del año en su onceava edición.

Para ello, la ciudad ha organizado perfectamente sus recursos: algunas líneas del metro estarán abiertas la totalidad de la noche y la red de autobuses nocturnos aumentará su frecuencia. Pero entre tantos eventos, ¿qué hacer y por dónde comenzar? (En las taquillas de los metros puede usted pedir gratuitamente el mapa del metro que se ha hecho especialmente para esta noche, además del programa cultural impreso).

Quien esto escribe ha de reconocer que en las primeras noches blancas, el recorrido que hice fue un caos. No sabía a dónde dirigirme, ni cómo, ni supe qué era lo mejor o dónde estaban los eventos de los que me estaba perdiendo.Al final, como muchos, me imagino yo, terminé yendo solamente a lo que se encontraba a mi paso, perdiendo tiempo en comer no sé dónde y cansada de caminar sin objetivo fijo, sólo esperando a ver qué encontraba en la calle.

Hoy aprendí y aquí mis consejos: lleve los zapatos más cómodos que tenga, ármese con un abrigo ligero pero caliente (al interior de los espacios no querrá cargar en el brazo con un abrigo gigante), lleve comida o snacks ligeros pero que puedan darle energía (porque habrá un momento a la mitad de la noche en que no encontrará lugares para comprar comida), agua, sus mapas y el programa.

Antes le recomiendo que eche un vistazo rápido (el programa en PDF consta de 40 páginas) y decida qué quiere hacer: algo ubicado en un perímetro determinado (por ejemplo, el centro) o su propio barrio, o ir a ver espectáculos que le llamen verdaderamente la atención. Aquí, los programas completos por: itinerantescentroeste y oeste, así como en los alrededores de París.

Dale click a la imagen para seguir leyendo