Mi novio es árabe-musulmán… ¿y ahora?

Hilda Corona / Mexican in Kuwait

Tal vez uno de los temas mas controvertidos y con muchas dudas, sobretodo por la imagen que se les ha creado a los musulmanes. Hoy en día con los avances tecnológicos es mas frecuente conocer a personas de otros países y los países árabes no se quedan atrás, de hecho se sorprenderían de la cantidad de amigas que están felizmente casadas con ellos y por supuesto hay algunas historias que no han sido tan agradables. En realidad una relación con un Musulmán puede tener sus peculiaridades, pero nada diferente a una relación con una persona de “occidente”, por que al final del DIA, se esta hablando de dos personas con mundos diferentes, dos formas de pensar distinta y por supuesto dos religiones que para algunos podrían contraponerse.

 

La palabra “novio” tal cual la conocemos no existe en el Islam, este concepto es sustituido por un concepto mas formal llamado “prometido” o “pretendiente”, alguien que tiene en mente contraer  Matrimonio contigo. De ahí proviene el concepto de “matrimonios arreglados” que no es mas que formalizar de manera inmediata cualquier relación que inicie un musulmán con aquella persona que haya elegido y donde también la familia es pieza clave (pero NO obligatoria) en la elección de la pareja SIN embargo, la decisión de aceptar o no, corresponde a los interesados (en la mayoría de los casos).

Dicen que los tiempos cambian y también las formas de hacer las cosas, por lo que cada DIA es mas frecuente encontrar reflejada la influencia del mundo occidental en el DIA a DIA de las sociedades árabes, pero como mi intención no es “analizar” este fenómeno, solo intentare clarificar las dudas mas frecuentes con respecto a las relaciones de pareja:

  1. NO es requisito convertirte al Islam para casarte con un Musulmán: La conversión al Islam es una cuestión de FE, no un requisito para contraer Matrimonio.

Dale click a la imagen para leer la historia completa

¡Feliz cumpleaños, Frida Kahlo!

Hace 105 años, nació Frida Kahlo el 6 de Julio de 1907 en Coyoacán, México. Frida era una de las cuatro hijas de un padre judío-húngaro y una madre de ascendencia indígena-mexicana. Originalmente no planeaba el convertirse en una artista. Una sobreviviente de polio, empezó un programa de pre-medicina en la ciudad de México. A la edad de 18, sufrió graves heridas en un accidente de autobús. Pasó alrededor de un año en la cama, recuperándose de fracturas en su columna vertebral, hombros y costillas, una pelvis astillada y daños en el pie. Sufrió más de 30 operaciones a lo largo de su vida y durante su convalecencia empezó a pintar. Sus pinturas, principalmente autorretratos y naturalezas muertas, eran deliberadamente ingenuas y llenas de colores y formas inspiradas en arte folklórico mexicano. Cuando tenía 22 años, se casó con el muralista mexicano Diego Rivera, 20 años mayor que ella. Esta relación tormentosa y apasionada sobrevivió infidelidades, la presión de sus carreras, el divorcio, una segunda boda, los asuntos amorosos lésbicos de Frida, su mala salud y su incapacidad de tener niños. Frida una vez dijo: “Sufrí dos graves accidentes en mi vida….Uno en el cual un tranvía me arrolló y el segundo fue Diego“. El accidente de tranvía la dejó invalida físicamente y Rivera la dejó invalida emocionalmente.

fuente: http://www.fridakahlofans.com/biobriefsp.html