20 tips para sobrevivir un vuelo con un toddler (niño de 1-3 años)

Esta guía aparece originalmente en la página https://losaubert.com bajo la autoría de Tania Fernández.

IMG_-epwjz3

Les queremos compartir algunos tips que nos han ayudado a viajar en avión con nuestra toddler (1-3 años) y no morir en el intento. Los hemos aplicado en vuelos cortos de 2 horas y en vuelos largos de más de 10 horas con escala. Dividiremos los consejos en 4 etapas: comprando el vuelo, antes del vuelo, el día del vuelo y durante el vuelo.

Comprando el vuelo

1.- Elegir el horario. En realidad cuando se trata de un vuelo corto el único consejo que podríamos dar, sería escoger la hora que sepas que tu toddler está un poco más calmado. NO la hora de la siesta porque como no va a lograr dormir, solo estará más irritable y será muy difícil manejar la situación.

En un vuelo largo, nuestro mejor consejo, sin duda es, VIAJAR DE NOCHE. Aún estando muy emocionado con el vuelo llegará el momento que su cansancio va a ganar y dormirá. Aprovecha y cierra los ojos tu también o ve ese film que llevas meses o años queriendo ver 😉

2.- Elegir el asiento. Si aún son muy pequeñitos y hasta los 2 años, en casi todos los vuelos largos, ofrecen los asientos donde se puede colocar la camita. Importante: SIEMPRE Hablen a la aerolínea para confirmar y pedir la cama. Si no es el caso, o después de los 2 años traten de elegir los asientos que dan al pasillo, por lo regular las aeromozas te ayudan bastante y si es vuelo no va lleno, dejan un asiento a lado, es decir si viajas sola o solo con tu hijo tendrás 3 asientos para ti, y si vas acompañada de igual manera si es posible tendrás ese asiento extra.

Antes del vuelo

3.- Bolsa de mano.  Aunque el viaje lo realices con tu pareja o con otra persona, traten de no llevar mil bolsas, pues para desplazarse y controlar todo, tener menos es mejor. En la bolsa de mano procura llevar todos los documentos juntos en un compartimiento/bolsa transparente; pasaporte, visas, itinerarios, boletos y permisos. En otra bolsita transparente, de preferencia con ziploc, lleva los cepillos de dientes, desodorante y pasta de dientes. Usa otra bolsa para maquillaje, lleva los más básico, no vale la pena cargarte más por traer todo el kit de belleza. Debes incluir también un gel antibacterial, un paquete pequeño de toallitas húmedas para manos y cara, una botella pequeña de agua y un snack. Obviamente no olvides tu cartera y tu teléfono… ah! y un bolígrafo.

4.- Maleta de cabinaLa primera vez que viaje sola con mi hija tenía 5 meses; recuerdo que metí mil cosas en la maleta y obvió no use ni la mitad. Es verdad que es mejor prevenir que lamentar pero a veces exageramos un poco en nuestra prevención. Nosotros aconsejamos una mochila de viajero pero si te acomodas más con las de llantitas, adelante!

Nosotros llevamos:

  • 2 cambios para nuestra hija (leggins, playera, calcetines y ropa interior). Ligeros, que no ocupen mucho espacio.
  • 1 sudadera calientita pero ligera extra, los cambios de temperatura en el avión son medio drásticos, una sweatshirt ligera nunca esta de más.
  • 1 cambio de ropa para ti y tu acompañante, en una ocasión mi hija vomitó horrible sobre mi al aterrizar en la escala, todo el siguiente vuelo estuve oliendo a lechita fermentada -.-
  • En una bolsita mete todo lo relacionado con aseo; pañales si aún utiliza, toallitas húmedas, desinfectante para el baño y mesita, cremita para el cambio y pañuelos desechables.
  • En otra bolsita mete todo lo relacionado a comida, en caso de vuelos largos, 1 biberón, leche en polvo con las dosis ya preparadas o los mini botellitas de leche. En nuestro caso, para un vuelo de 15 horas en total, llevamos 5 botellitas de leche o 5 dosis de leche en polvo. Compotas y galletas de arroz. Antes le llevábamos verduras pero nunca se las comía y la verdad siempre estaba batallando para calentar así que dejamos de llevar eso.
  • Si aún utiliza chupón, lleva algunos de repuesto.
  • Preparen la tablet, si tienes y quieres, con su film favorito.
  • Compra un juguete didáctico nuevo que no ocupe mucho espacio, juego de memoria, puzzle o domino. Algo que lo intrigue y que lo emocione por ser nuevo.

carriola-para-bebe-porta-bebe-prinsel-D_NQ_NP_21554-MLM20213663415_122014-F5.-CarreolaA veces es necesario, pero cada quien conoce a sus hijos y hay algunos que les gusta mucho caminar y correr, así que no es necesario. Si decides llevarlo, fíjate que se doble fácilmente y que sea pequeño, pues te pedirán que la dobles para subir al avión. Hay aeropuertos que son tan grandes que tener el carrito ayuda bastante para llegar a tu puerta de salida y hasta para cargar las cosas 😉 Ojo: No te deben cobrar por llevar el carrito.

6.- Platicar con tu hijo(s). Es importante incluirlos en el proceso de organización, creemos que por que están pequeños no se dan cuenta o no entienden pero la verdad es que entienden mucho más de lo que imaginamos. Empiezan a notar nuestro stress o nuestra emoción antes del viaje. Enseña en un mapa el lugar que van a visitar, muestra imágenes, platica de como será la experiencia, que van a volar y verán las nubes. Explica también que habrá momentos en los que tendrá que quedarse sentado y ponerse el cinturón, que es importante seguir las reglas y estar atentos a las instrucciones.

El día del vuelo

7.- Check list. Haz todo con tiempo para que lo puedas realizar con tranquilidad. Revisa su lista y verifica que no te haga falta nada.

8.- Vestirse para el vuelo. A todo mundo nos encanta vernos bien pero hay que ser realistas, cuando viajas con niños, la prioridad es estar cómoda y utilizar ropa todo terreno. Unos buenos leggings o jeans, una t-shirt bonita, tus tennis favoritos, que se quiten fácilmente y aunque vayas a la playa, lleva un sweater porque el aire en el avión es frío. Trata de no llevar muchos accesorios, no tendrás mucho tiempo de estar quitándote y poniéndote todo de nuevo.

Para los niños es igual, llevar cosas cómodas, que puedas quitar rápido. Nosotros preferimos juegos de 2 piezas, leggings y playeras de manga larga, sudadera y chamarra si es necesario.

bebes19.- Pide a tu hijo(s) que preparen su maletita de juegosEn toda esta organización, dales un poco de responsabilidad. Pide que elijan algunos juguetes que puedan guardar en su mochila. Puedes sugerir: 2 botes pequeños de Play Doh, stickers, libretas, colores pequeños y sus muñequitos favoritos. También pide que no olvide su peluche favorito y dile que debe cuidarlo mucho. Van a estar súper orgullosos de cargar su maletita por todo el aeropuerto.

10.- Salgan de casa con tiempo, tranquilo y emocionados. Salgan emocionados por la nueva aventura, pregúntale como se siente?, si está un poco nervioso, trata de calmarlos de explicar que todo estará bien y que se va a divertir mucho.

Para continuar leyendo en el blog de los aubert, dale click aquí

18 regalos excelentes para niñ@s, ¡qué no son juguetes!

Publicado en The Huffington Post

Por Rachel Jones

Todos los que tenemos niños también tenemos cientos de juguetes desperdigados por la casa. E independientemente de lo estrictos que seáis con estas cosas, parece ser una lucha constante. Sobre todo cuando llegan fechas especiales y nos gusta, tanto a padres como a abuelos, hacer regalos a los niños.

¡Los regalos son buenos!

Pero los excesos nunca lo son.

Para combatirlo, recomiendo pasar a hacer regalos que no sean juguetes.

18 regalos para niños que no son juguetes

1. Clases. De música, de baile, de montar a caballo, de dibujo… Las clases son una forma genial para estimular el interés de los niños y hacerles saber que prestas atención a sus cosas.

IMG_2723.JPG
Dale click a la imagen para leer un artículo sobre actividades extraescolares de acuerdo a la edad de cada niñ@.

2. Tarjetas de socio. Del zoo, del museo… ¡Es un regalo familiar perfecto! Muchas familias jóvenes hacen pequeñas excursiones de este tipo cada semana, pero su precio es bastante considerable, así que las tarjetas de socio anuales pueden ser muy útiles.

IMG_2725.JPG

3. Suscripciones. A los niños les encanta recibir cartas en el buzón. ¿Por qué no animarles a la lectura suscribiéndoles a una revista de algún tema que les interese?

IMG_2727.PNG

4. Espectáculos. Las entradas para ir al cine, a una obra, a un concierto o a un evento deportivo son geniales. Y el hecho de tener que esperar para ir a verlo resulta aún más divertido para los niños.

5. Actividades. Minigolf, bolos o pista de patinaje. ¡Les encanta! Y además, se divierte toda la familia. A los niños les gusta pasar tiempo con los adultos; les gusta ver que disfrutáis estando con ellos.

6. Recetas e ingredientes. A los niños les encanta cocinar con papá y mamá. Preparar algo especial o ayudar a hacer la cena es un momento ideal para pasar tiempo juntos y para que aprendan nuevas habilidades. Puedes imprimir la receta, comprar los ingredientes y planear una fecha para cocinar juntos.

IMG_2728.JPG

7. Día de manualidades. A nuestra hija le encantan. Y a mí también. Disfruto mucho de ese lado creativo, pero apenas saco tiempo para hacerlo juntas. Esos días de manualidades lo son todo para nuestra original niña. Pon en una cesta los materiales y compra un libro que sirva de inspiración.

8. Materiales de plástica y manualidades. Si la caja de manualidades anda escasa, haz acopio de lo que necesites. Y añade algo divertido que los niños no hayan utilizado nunca. Un regalo así estimula la imaginación y, en cuanto se lo des, querrán ponerse manos a la obra.

9. Cupones. Un sobre con vales que pueden gastar en cualquier momento. Por ejemplo: Te ayudo con la tarea; Noche de peli y palomitas (tú eliges la película); juego de cartas o baloncesto (según los gustos del niño); leer un libro juntos; Ir a la cama media hora más tarde.

IMG_2730.JPG

10. Tarjeta de regalo en un restaurante. Cena, helado, batido, dulce… Lo que más les guste. Les das la libertad de invitar a quien quieran: puede ser mamá o papá, o un abuelo, un tío o incluso un profesor.

11. Disfraces. Tiene que ser algo limitado, pero dos disfraces y un par de telas de colores pueden traer horas y horas de diversión.

12. Libros. Solemos coger un montón de la biblioteca, pero hay algunos que no se encuentran ahí o que no nos da tiempo a leer en el plazo dado.

13. Ropa. Si no tienen demasiada, disfrutan cuando se la regalas. Trata de comprar algo que encaje con su estilo. Esto es, ropa del oeste, de superhéroes, disfraces, etc.

14. Snacks. Si es comilón, le encantará. Algún dulce casero o unas chucherías siempre funcionan bien.

15. Materiales de excursión. Si os gusta pasar tiempo al aire libre, podéis comprar a vuestros hijos su propia caña de pescar, por ejemplo, o herramientas de jardinería. Es algo que siempre podrás guardar en la estantería del garaje, por si acaso.

16. Expresar el tiempo. Muchos niños de hoy en día no saben leer la hora en analógico o les cuesta mucho pensarla, así que buscan un reloj digital. Pero si les compras uno tradicional, querrán descifrarlo y aprenderán antes. Además, les hará mucha ilusión.

IMG_2733.JPG

17. Juegos y puzles. Los juegos y los puzles son perfectos cuando los niños tienen que pasar tiempo dentro de casa. Está bien que tengan algún momento tranquilo durante el día. Sentarse a hacer un puzle contribuye al desarrollo del cerebro y de la capacidad de resolución de problemas. Hay juegos muy educativos. Mis hijos cuentan que aprobaron Geografía gracias a que jugábamos al Risk cuando eran pequeños. El Monopoly, por ejemplo, está muy bien para ejercitar y reforzar las destrezas matemáticas. Los juegos de memoria funcionan genial con los más pequeños.

18. Calendario. A muchos niños les gusta saber qué ocurre, qué día es, cuántos días quedan para algo. Estos niños son los que quieren saber cuál es el plan del día, en qué orden van a suceder las cosas, a qué hora van a llegar los amigos, etc. Luchan contra la improvisación y puede resultar frustrante si eres un padre espontáneo. Pero, ¡es un motivo de celebración! Estos niños tienen muchos puntos fuertes y hacen que todo sea más eficiente. Apúntate a su horario interno y cómprales un calendario. Ahí pueden anotar sus clases, citas, partidos, etc. Si te preguntan algo, diles que miren el calendario para que se acostumbren a llevar el control de su propia agenda. Incluso puedes apuntar “días espontáneos” para que sepan que ese día ocurrirá algo diferente. Creedme, les ayudará a disfrutar de las salidas inesperadas.