¡Verano a la italiana!

por Magaly Padilla / Reporteras de guardia

Vacaciones de verano. En México, para los simples mortales como yo, esto no significa mucho, sobre todo si no eres estudiante.

Los más afortunados tendrán un par de semanas para descansar y otros podrán disfrutar de  un corto pero intenso fin de semana en Acapulquito.

Pero la mayor parte (padres de familia), sufren este periodo, pues significa que los niños estarán sin clases y que será necesario encontrarles alguna actividad buena bonita y barata, además de un “asilo político” con algún familiar que se apiade y los cuide en las tardes (benditos abuelos, ¿qué haríamos sin ellos?).

Pero en Italia el verano es totalmente diferente. Es como vivir una dimensión paralela. La gente comienza a hablar de ello desde… desde que termina… ¡y ya se espera con ansias que llegue el próximo!

Las mujeres se ponen a dieta y  los hombres a hacer abdominales desde 6 meses antes. En las oficinas, el mercado, las cafeterías, por la calle, etc., no se habla de otra cosa que de las famosas vacaciones de verano. Tanto, que si uno (como simple mortal acostumbrado a un simple fin de semana en Oaxtepec) para junio no tiene aún un programa vacacional en puerta, le miran de una manera muy extraña… ¡hasta con pena!

Afortunadamente para mi, vivo muy cerquita de la playa. Puedo ir incluso caminando y pasar todo el día echada al sol cual lagartija. Desafortunadamente para mi, no soy del tipo playa-sol-arena-sudor-manchas en la cara.

Si, llámenme  anormal, apretada, desadaptada. Y no es que no me guste el mar, lo adoro, me encanta, pero sencillamente no me gusta sudar como enferma y estar pegajosa todo el día.

El problema es que viviendo en sociedad, a uno si le pueden esas miradas sospechosas que le siguen por todos lados cuando en verano la piel es cinco tonos más clara que la de una gallina con hepatitis, sobre todo si las calles se convierten en pasarelas donde todos son hermosos, bronceados y tonificados.

Es demasiado para una simple mujer de provincia, pues mi fuerza de voluntad no es tan fuerte. La presión social me obligó a ceder y decidí que  este verano nadie me haría el feo.

Me puse a dieta (pero solo 15 días antes; soy principiante), me compré un nuevo bikini, un bronceador sin protección solar (¡es broma, mamá!) y me preparé psicológicamente para un verano en el mar. Ahí la llevo, debo aceptar que una vez que te haces a la idea, la cosa no es tan terrible.

El ambiente que se vive en las playas es material para otro articulo, pues hay mucha tela de donde cortar pero les puedo comentar que por un lado están las familias, desde los bebés hasta los abuelitos, todos reunidos bajo una sombrilla y disfrutando de un día más en el mar. Yo juego a calcular cuántos días llevan ahí, por el nivel del bronceado o “chamuscado”, y si sonríen es más fácil adivinar, por el contraste.

Dale click a la imagen para continuar leyendo

¿Lista para el verano? Trajes de baño de todos colores y para todo tipo de cuerpo

Tengo que confesar que soy una fanática de los trajes de baño, aun cuando es casi imposible que me quiera meter a una alberca. Sin embargo, no puedo resistir la tentación de un buen traje de baño cómodo y halagador. Me gustan los colores, las texturas y las formas, pero lo que más me gusta es la libertad que se siente en la playa cuando no es necesario usar más que el traje de baño.

Para este artículo me di a la labor de buscar con calma los mejores trajes de baño para este verano 2012. Encontré formas, colores y diseños completamente diferentes. Las tendencias de este verano van más hacia los floral, pasando por lo colores pastel, pero también hay un lugar especial para el blanco y negro. En fin, este verano todo se vale, menos usar un traje de baño que no haga que tu cuerpo se vea de portada de revista.

Para eso hay que elegir el traje de baño adecuado para cada tipo de cuerpo y también para la ocasión en que lo vas a utilizar. Por ejemplo, si vas a saltar por una resbaladilla o tobogán lo más conveniente es llevar un traje de baño completo… creelo o no está es una recomendación que muchas chicas que he visto, deberían haber escuchado antes de quedarse con la mitad del bikini frente a un gran grupo de mirones.

Los trajes de baño como el maquillaje pueden ayudar a disfrazar esos defectillos que no quieres que los demás noten, así que tomen nota para elegir el mejor traje de baño.

Busto grande: para disimular e incluso proteger unos senos grandes es mejor utilizar los trajes de baño que tienen tirantes cruzados por la espalda. Evita los strapless (sin tirantes) porque es muy sencillo que estos caigan y quedes topless (pechos al aire).

Caderas anchas: para disminuir visualmente las caderas utilizar trajes de baño de dos piezas o de los trajes de baño completos que vienen combinados en dos colores. Siempre el color inferior debe ser más oscuro que la parte superior.

Piernas cortas: para crear el efecto de piernas largas no hay nada mejor que el corte francés. Evita a toda costa los cortes rectos de las piernas que cubren todo el trasero, ya que crean el efecto contrario al deseado.

Busto pequeño: para las que tienen busto pequeño los trajes de baño strapless (sin tirantes), los que tienen varillas como si fueran brassieres comunes y los llenos de colores y formas en el pecho crean una imagen más voluminosa y atractiva para esta zona.

Cintura ancha: Si no tienes longitas, pero tienes la cintura ancha puedes probar con los famosos trikinis, que son trajes de baño completos que tiene la forma de una x al frente y crean un efecto mas estilizado a la figura.

Si no te atreves a usar un bikin, no te preocupes en esta temporada hay una gran colección de trajes de baño de todos los colores, sin olvidar el imprescindible negro.

No olvides los accesorios, como: pareos, sombreros para proteger del sol, aretes, collares y bolsos playeros.

Diviértete mucho este verano y recuerda protegerte del sol con cremas y bloqueadores solares.

imágenes de http://www.trendencias.com