Trucos para decorar en Navidad (sin gastar mucho dinero)

En plena crisis llega de nuevo la Navidad y estoy segura de que no estamos para muchos gastos y menos para la  decoración. El dinero mejor guardarlo para los turrones, el cava y los regalos. Es por ese motivo que he pensado que estaría bien dar algunas ideas para decorar de forma muy económica y con resultados espectaculares. El buen gusto y las buenas ideas no siempre necesitan grandes presupuestos.

Así que no te desesperes. Tu casa puede lucir como en los mejores tiempos con estos sencillos trucos decorativos navideños

1. El rojo es el color estrella en Navidad:

Si tienes las paredes de color rojo estás de enhorabuena. Podrás dar un aire muy festivo con muy poca cosa, ya que parte de la decoración tus paredes la llevan de serie. En ese caso, simplemente con el árbol la decoración estará casi lista. Si quieres dar un aire mucho más festivo (sin gastar mucho), compra algunas guirnaldas  de papel en blanco y rojo y cuélgalas del techo. Puedes añadir algunos complementos más en esos tonos (que seguro los tienes de otros años) como por ejemplo, velas, o bolas decorativas del árbol (colocadas en lugares estratégicos dan un toque muy sofisticado y navideño).

En esta imagen puedes ver el efecto que se consigue con estos sencillos trucos.

2. Las luces son muy festivas:

La mayoría de nosotras/os no tenemos las paredes de rojo. Pero no importa, también tengo muy buenos trucos si las paredes están pintadas en colores neutros (Blanco, beige, piedra, crema). En estos casos lo que queda súper elegante es colocar algunas luces navideñas (si puede ser blancas, aunque puedes probar con otros colores) en lugares estratégicos. Si las pones en un sitio destacado de la estancia, crearán un efecto increíble. El resto de decoración se puede acompañar con algunas velas (también blancas) y algunos adornos con hoja natural (las típicas de navidad)

Como ves, en esta decoración no hay muchos elementos típicamente navideños, sin embargo el aire es totalmente festivo y muy, muy elegante y sofisticado.

3. Adornos potentes para atraer la atención:

En muchas ocasiones lo ideal es optar por la sobriedad. Si ya tienes el árbol de Navidad, una opción sencilla, pero muy efectiva, para ambientar es colocar unos centros de mesa muy llamativos. No es necesario “cargar” la habitación con nada más. Los centros deben ser grandes y “cantones”, de forma que la atención se centre en ellos. Al desviar la atención hasta esas piezas, la sensación es que el comedor está mucho más decorado de lo que en realidad está. Siempre es mejor unos adornos “potentes” en lugares estratégicos que muchos adornos con poca entidad. ¿Entiendes el concepto?

Aquí puedes ver un ejemplo de centros de mesa con gran poder de atracción.

4. Pequeños detalles y un gran conjunto

A veces la imaginación es mucho mejor que una gran billetera. Hay algunos iconos típicos de la Navidad. Juega con ellos y crearás auténticas maravillas con muy poco presupuesto. El rojo siempre es un color que nos ayuda con el efecto festivo. Aunque tu puedes combinarlo con verdes, dorados, platas, etc…. Un simple mantel a cuadros, unos dulces típicos a modo de adorno, y un toque con plantas típicas de la época (muérdago, galcerán, etc…) pueden dar un acabado festivo y desenfadado. Seguro que en la tienda de “todo a cien” o en los “chinos” encuentras muchos de los complementos para hacer realidad esta idea.

Esta es una de mis decoraciones preferidas. Porque además de quedar preciosa con muy poco presupuesto, creo que se adapta muy bien a comidas familiares en las que haya niños.

5. Un poco de originalidad con mucha elegancia

Los adornos de navidad dan mucho juego, y el único límite es la imaginación. Así que puedes innovar o pensar en cosas tan originales como colocar unas alas de ángel a tus sillas. Y rematar la decoración con pequeños árboles de navidad. Sólo un consejos. Si vas a colocar muchos adornos, intenta que sean en colores bastante neutros (platas o blancos) para no recargar demasiado y dispersar la atención. Recuerda que lo que interesa es concentrar la mirada en sitios estratégicos. La mayoría de veces, menos es más.

Me encanta esta idea de poner alas a las sillas. Y lo mejor de todo es que este tipo de complementos están al alcance de todos los bolsillos.

Con estos trucos ya no tienes excusa para que estas fiestas tu casa luzca con todo su esplendor. ¿Te animas?

Dale click a cualquier imagen para leer más ideas sobre decoración

Consejos súper prácticos para administrar su dinero

¿Alguna vez ha comenzado el día con $20 y, al final del día, no sabe en que los gastó? Si ese es el caso, usted podría querer desarrollar un presupuesto.

  • Un presupuesto es una herramienta para ayudarle a entender en qué gasta su dinero.
  • Si usted posee un negocio, el saber elaborar un presupuesto le ayudará a entender cómo ingresa y sale el flujo de dinero.

Hay tres pasos para crear un presupuesto:

  1. Identifique su Ingreso Neto Mensual. 
  2. Identifique el dinero que ingresa a su hogar después de haber realizado todas las deducciones, como impuestos, Seguro Social, etc.
  3. Identifique sus Gastos Mensuales
    Sus gastos son todas las cosas en las que usted gasta el dinero. Asegúrese de incluir los gastos como la renta y las facturas telefónicas, así como gastos que se presentan periódicamente como el seguro del automóvil y las facturas médicas.
  4. Reste sus Gastos Mensuales de su Ingreso
    Si le queda dinero puede decidir cómo gastarlo o ahorrarlo. Si sus gastos son mayores que su ingreso, usted y su familia tienen que decidir qué gastos pueden reducirse o decidir cómo obtener más ingresos.

Haga clic aquí para ver una Muestra de la hoja de Trabajo de Presupuesto (Requiere Adobe Acrobat Reader).

  • A medida que revisa su presupuesto y su patrimonio neto, es posible que decida ahorrar más dinero.
  • Ahorrar a veces parece difícil, pero puede hacerse si se tiene un plan. Muchas personas no tienen un plan de ahorro formal, y sin uno, las posibilidades de ahorrar suficiente dinero para cumplir las metas financieras a largo plazo o lograr la seguridad financiera son muy pocas.
  • En lugar de esperar hasta que tenga dinero “extra” para ahorrar, cree un plan de ahorro. El tener un presupuesto le ayudará a generar el dinero para ahorrar.
  • Al fijarse metas de gastos, la mayoría de las personas descubren que pueden ahorrar regularmente más de lo que creen.

Al principio, la cantidad que se ahorra es menos importante que el hecho de ahorrar regularmente. 

  • Si la cantidad que decide ahorrar cada semana o cada mes es vista como una obligación, como un pago de una deuda, la idea de “pagarse primero” puede volverse un compromiso serio.
  • Empiece con una cantidad que esté seguro que puede ahorrar, para que desarrolle un sentido del logro en lugar de la frustración.

CONSEJOS PARA AHORRAR

  • Diferencie entre antojos y necesidades. Las necesidades son artículos que son necesarios para su sostenimiento tales como un techo, alimentos, ropa, y transporte. Los antojos son cosas que lo hacen destacar, o que posiblemente mejoran nuestra vida familiar. Los zapatos son una necesidad, pero zapatos nuevos todos los meses son un antojo.
  • Fíjese metas de ahorros realistas, alcanzables. Los expertos sugieren que ahorre un 10 por ciento de sus ingresos. Es una buena meta, pero no se rinda si no es capaz de ahorrar tanto. Establecer el hábito del ahorro y ahorrar de manera consistente es mejor que ahorrar una suma grande sólo una vez. Empiece con una cantidad que usted sabe que puede ahorrar de manera consistente.
  • Establezca una cuenta de ahorros separada usando el depósito automático. Si mezcla sus ahorros con su cuenta corriente regular, con seguridad sacará dinero de sus ahorros y nunca volverá a reponerlos. Si es posible, haga que su empleador o el empleador de su cónyuge deduzca una cantidad fija de su sueldo en cada período de pago y deposítelo automáticamente en su cuenta de ahorros.
  • Reduzca la dependencia en la deuda. Disminuir la deuda es una manera eficaz de liberar más dinero para ahorrar. Cuando usted disminuya la dependencia en la deuda, probablemente comenzará a comprar menos, y su deuda total empezará a hacerse más pequeña.
  • Ponga por escrito sus metas de ahorro. Esto puede tener un poderoso impacto en cambiar su conducta. Hace que sus metas sean más reales y concretas. Apunte sus METAS a corto, mediano y largo plazo, junto con la cantidad de tiempo que tiene proyectado para lograrlas. Asegúrese que las metas sean realizables y realistas, y revíselas con regularidad.
  • Desarrolle un presupuesto que incluya ahorros. Incluya ahorros mensuales en su presupuesto. Si no presupuesta sus ahorros, probablemente no ahorrará. Establezca ahorros para emergencias así como para metas a corto y largo plazo.