Entrevista con mexicanas en el extranjero durante la pandemia. Parte 5: ¿Qué consejo le darías a las otras mexicanas para que la cuarentena no sea tan difícil?

En esta última parte, les pedí que nos dieran sus mejores consejos para sobrevivir esta pandemia.

Dalia: Tiempos de crisis tiempos de crear.

Rosaura: No mantenerse aislada siempre video llamadas o whatsapp y hacer uso de la tecnología y si cualquier cosa pasa que la familia lo sospeche.

Betty: Jijos… es que, para dar un consejo, se requiere una situación específica. Mientras que a alguien le diría: píntate, ponte guapa y baila aunque sea en la sala; a otra le diría: tómate las cosas con calma. No hay prisas, ya tienes tiempo… descansa y disfruta esta soledad para que te reconectes con lo que tengas que reconectar. Si acaso me atrevo a dar un consejo de manera general, tal vez sería: identifica qué es lo que hacía falta en tu vida y aprovecha… este es el momento de crearlo/trabajarlo/modificarlo/atreverte/realizarlo/emprenderlo/eliminarlo/superarlo…. Porque hoy más que nunca queda claro que todo queda y está en nosotros, en nadie más.

Susana: Leer, hacer ejercicio, bailar, practica ó empieza una afición como la pintura, dibujo, cualquier manualidad!! Empezar un jardín casero. Hacerte un reto personal (que habrá tiempo). Piensa que no será eterno 😉.

Ana: Caminatas diarias en lugares no muy concurridos, vivir sin miedo, visitar lugares turísticos al aire libre sin mucho congestionamiento turístico consumir alimentos o suplementos que fortalezcan tu sistema inmune. Mantener distancia y lavarse las manos.

Addy: Que mediten mucho y modifiquen sus patrones de convivencia pues las cosas nunca volverán a ser como hasta Enero 2020.

Samantha: Descansa. 😑

Elizabeth: Hagan tacos al Pastor y de carnitas. También tamales.

Betsaida: Olvídense de lo que ya sabemos o lo que ya tenemos establecido en nuestra vida y creen su propia nueva realidad desde cero, sin prisas, sin presiones y sin importar lo que puedan pensar los demás, porque como ya hemos visto en otros casos, no sabes si estaremos disponibles en este plano para mañana aún sin exponerte a algo peligroso. Vive con amor y pasión.

Lucía: Suelten el cuerpo, no se preocupen por lo que no pueden controlar, enfóquense en lo que sí pueden controlar y shot pintan sus esfuerzos. No desperdicien su energía en preocupación e inviértanla en ustedes: ejercicio, dieta sana, seguir horarios para dormir, limpieza, póngase guapas para ustedes, huelan rico, salgan a la naturaleza si pueden o háganse un jardín o algo que las conecte con la naturaleza y su fuerza 🙌.

Ili: Paciencia, seguir las normas de higiene recomendadas y sobre todo mantener la fe y el positivismo.

Pao: Estamos en modo de supervivencia, tomate un día a la vez, todas las emociones que conoces las vivirás con más intensidad. Se vale llorar, sentirse triste, enojada. Pero siempre pensar que todo esto es pasajero. Sè gentil contigo misma, haz cosas que te hagan sentir bien. Cuida de ti como cuidas de tu familia. No pasa nada si los hijos ven mas tv de lo normal, ocúpate en proyectos en casa, todo aquello que haz querido hacer es momento de hacerlo. Reconéctate con tus seres queridos por videollamadas. Poco a poco esto va a pasar.

Yolanda: Tratar de llevar una rutina y respetarla, es una manera de “simular” cierta normalidad, esto con niños pequeños es un poco difícil, pero se puede intentar. Si no llevas esa rutina, caerás en el desánimo y será fácil caer en “vicios”: comer de mas, dormir y levantarse tarde, etc.

Carolyn: Que encuentren un proyecto o actividad nueva que les guste y que puedan hacer constantemente.

Maria Elena Soto Mmmmmm. Qué busque quehacer en casa, por lo regular dejamos cosas para después, como escombrar el guardarropa, el trastero, el librero, etc. Pero no todo es quehacer, es ver la serie que tenías ganas y no podías, leer el libro que te estaba esperando, hacer todos los postres que estaban postergados, si tienes niños pequeños jugar juegos de mesa con ellos. Dormir. Bueno así estoy pasando yo la cuarentena.

Ann: Siempre tengan un plan. No esperen al ultimo. Comuníquense más con sus familiares. Y sin pueden hagan grupos para no estar solos en casa. A mí eso me hizo falta. Socializar mas aunque sea por los medios de tecnología.

Adriana: Tomarse cada día a la vez, y buscar espacios para estar solo y otros para estar acompañado, sacar los libros de la estantería, lo mismo los juegos de mesa, disfrutar las cosas sencillas y mirar hacia adentro de ti, buscar tu espiritualidad. Y muy importante: una hora para ejercitarse.

Lucy: Yo salía a caminar, aparte mis ejercicios de yoga y mis aceites esenciales yo me puse a pintar la verdad hice cosas que por el tiempo de traslado al trabajo y de regreso a casa ya no me daba tiempo el poder dormir una hora más y esas dos horas de traslado.. Ya aprovechaba para hacer lo que me gusta tengo 3 semanas en Mutterschutz toda la cuarentena estuve trabajado ahorita solo me relajo ya con tiempo para arreglar las cosas de la bebé.. Hice muchas pendientes.. La verdad es que la yoga me ayudó mucho.. Creo no es fácil embarazada y una pandemia pero lo único que hice fue alimentarme bien y ejercicio salir a caminar fue también importante..estar tranquila y no paniquearse.. Tampoco deje que me afectarán las noticias ni los números.

Ana Paula: No hacer tantos planes porque de un momento a otro todo cambia. Disfrutar al máximo a la familia.

Mayra: Mantenerse ocupada, aprender nuevas cosas que por trabajar no da tiempo de aprender. Yo me hice una rutina con las actividades que debía hacer diariamente y también aprendí a alimentarme sanamente.

Liliana: Agradecer y disfrutar las actividades del día a día que por simples que sean tiene su chiste y maravilla.

Liz: Las 2 o 3 primeras semanas fueron planeadas haciendo arreglos en casa, pintando, organizando cosas que dejas con el paso del tiempo, convivir con la familia, cocinar y consentirlos, leer, llamar a las amigas a la distancia y claro Netflix, Hulu, Prime tv.

Eribel: Jajaj que no regresen a Mexico, no por ahora, no en este sexenio.

Malinalli: 1 – salir a caminar.

2 – plantar vegetales.

3 – alimentar pajaritos.

4 -tomar baños de sol x la mañana caminar descalza.

5 – bailar y cantar.

Rocío: Invierte en crecimiento personal

Practica meditación

Aprende algo nuevo 

Crea proyectos que den sentido a tus días 

Refuerza tu salud con mejor alimentación 

Realiza actividad física.

Lizzeth: Mantenerse ocupadas, es el secreto. Y ni la van a sentir.

Mireya: Aprender a hacer algo nuevo.

Diana: Disfrutar de su hogar y no dejarse presionar porque debes aprender o desarrollar una habilidad o proyecto solo porque todo el mundo lo dice. Si quieres tirarte en una hamaca a disfrutar el día sin mover un dedo, es muy válido.

Laura: Aceptarlo con todo sus problemas y dificultades, pues es algo que es más fuerte que nosotras y entonces pelear es solo un uso excesivo de energía. Además si quieres puedes hacer proyectos en casa para los que no tenías tiempo antes! Y lo más importante disfruta a quien esté a tu alrededor, en mi caso he pasado el tiempo con mi marido y mi hija, la verdad es que en circunstancias normales casi no nos vemos, todo mundo está muy ocupado, así que esto ha sido un buen reencuentro familiar!

Rosalba: Ocupar tu tiempo a mí me faltan horas para todo lo que tengo que hacer de trabajo y he tejido muchas cosas de invierno y verano.

Yereni: Se amable con tu mente. 

Tips para mantenerte saludable durante Covid19.

  1. Haz una pausa y reflexiona.
  2. Mantén una rutina saludable.
  3. Conecta, interactúa con otros.
  4. Se amable contigo mismo y los demás.
  5. Busca ayuda si la necesitas.

Entrevista con mexicanas en el extranjero durante la pandemia. Parte 4: ¿Qué has aprendido en esta cuarentena?

¡Ésta es mi pregunta favorita!

Las mexicanas nos contaron cuáles han sido sus mayores aprendizajes durante esta pandemia. Hay de todo: desde aprendizaje personal, emocional y sobre todo una cara optimista para el futuro.

Sandra: A ser paciente y tomarme todo con calma. Con tanto fuera de mi control, lo mejor es relajarme y no preocuparme por cosas que no puedo cambiar.

Alejandra: Que vivir en un pueblo es mejor. Mientras todos estaban encerrados en Budapest, nosotros podíamos salir a la calle sin problemas en Veszprém, además de que hubo super pocos contagios.

Dalia: Tiempos de crisis, tiempos para crear.

Marisol: A cocinar, tome un curso online, aprendí a meditar, a organizar mejor mi tiempo y dinero, aprendí a que todo lo que te propongas lo puedes lograr. Cada día aprendí algo nuevo y que hay cosas peores que esto.

Betty: Más que aprender, reafirmo la idea acerca de que la única constante en esta vida, es el cambio. Lo único que nunca cambiará es el cambio continuo y constante en la vida, porque así es ella. Un día hay, al otro no; un día sí, al otro no; un día sales, al otro no…. “O te aclimatas, o te aclichingas” dirían en el pueblo…. esta pandemia refuerza en mi la necesidad de adaptarse o morir…. cambios, ajustes y nuevas estrategias son la clave para no quedarse varada en el camino del sentimiento, la cordura mental, salud, sustento, familia, amistades… en fin, para no perderse de seguir viviendo y disfrutar haciéndolo.

Nancy: Que la naturaleza nos está dando un jalón de orejas y tenemos que reflexionar de cómo queremos que sea nuestra vida cuando esto termine. Tenemos que salir mejores seres humanos, más tolerantes, pensar por nosotros mismos y no culpar a otras personas por lo que nos pasa cuando casi todo está en nuestras manos de resolverlos o de cómo nos sentimos.

Alba: Para mí no ha sido muy diferente! Soy una mujer muy encerrada, pese a lo que se pueda creer de mí. Me paso los días en la casa trabajando y haciendo cosas, con las gallinas y los animales se me van lo días. El tener a mi marido en casa ha sido un reencuentro muy agradable. Espero que pronto aprendamos a vivir con esto. Saludos.

Alejandra: A vivir cada día y valorar lo que tenemos.

Jack: A reforzar el hábito de ahorro porque uno nunca sabe cuándo sea temporada de vacas flacas y que no hay que darle tanta validez a lo material porque sin salud nada se hace.

Betsaida: He aprendido a ser más paciente y tolerante… y he trabajado con mi fuerza de voluntad.

Alejandra: A valorar cosas que antes dábamos por hechas.

Aida: He aprendido que el encierro es dañino para mi organismo, y que es importante salir a que te dé el sol y hacer ejercicio.

Verónica: Estoy aprendiendo a tocar el piano 🙈.

Yunuen: No por la cuarentena pero a mis 36 decidí darme la oportunidad de aprender a tocar piano, ya hace un año. Y ahí la llevo. 🤗 Felicidades por intentar algo nuevo.

Verónica: Súper bien! No fue por la cuarentena, pero mi esposo ya quería comprar un piano para los niños, pero como no sabemos tocar, tuve que aprender para enseñarles 🤣. La verdad me esta gustando mucho.

Verónica: A mis 53 años, le doy un giro a mi carrera. De artista visual a enfermera. Comienzo en enero mi curso.

María Elena: Lo importante que es la libertad, la tolerancia, el respeto y el amor.

Pao: Que podemos vivir con lo que tenemos. No necesitamos compras innecesarias. Que podemos inventar platillos nuevos y reinventarnos como personas.

Patricia: Aprendí que si no tienes tu salud mental y física al 100 puedes caer en un mal impensable como la depresión.

Yolanda: Que mi vida es muy simple, no cambió gran cosa, salía poquísimo, soy más de estar en casa, así que por eso no noté mucho cambio en ese aspecto y llevé bastante bien el confinamiento.

Lucía: Que soy muy afortunada, ya lo sabía, pero que soy muy privilegiada aunque no todo me salga bien, aunque el mundo esté loco, aunque no goce de la mejor Salud, aunque no vea a mi familia, aunque no pueda hacer lo que más me gusta que es viajar, soy súper afortunada y privilegiada 🙌.

Ili: Que cuando hay cooperación por parte de la comunicad, los cambios en beneficio de la sociedad donde se vive son posibles. Que la Salud no tiene precio!!!!

Yunuen: A reforzar mi fe y saber con quien si y con quien no cuento.

Mónica: Que la paciencia es la clave de las buenas relaciones.

Mayra: Que muchos se vuelven locos estando con ellos mismos porque no se soportan 🤷.

Xochitl: Cambiaron mis prioridades, de verdad les digo que el orden de los factores, sí altera el producto😁.

Arcelia: Que el ser humano no está preparado para una pandemia y que se resiste a la adaptación…

Marcela: A hacer pan 😂😂😂.

Fabiola: Pues gracias a la pandemia vamos a hacer papas, solo q ahora no sabemos si al horno o en cuadritos😉😉😉😉😉😉.

Cynthia: A valorar la libertad y la familia y amig@s.

Amira: Pues he aprendido a cocinar a sigo lo único bueno qué saque de esto.

María Elena: Qué están super consentidos mis hijos. Que le doy gracias a Dios por tener un techo encima de mi cabeza, un plato de comida todos los días, un lugar caliente donde dormir, una familia a la cual cuidar y todos mis seres queridos bien. (Papás, hermanas, sobrinos, cuñados, suegros, cuñad@s, amig@s, etc). Aunque aveces los quería matar a todos, a mi esposo, a mi hija y a mi hijo.

Mónica: Que mi vida es una constante cuarentena, no cambio en lo absoluto 😁.

Laura: Que soy muy afortunada con lo que tengo y que no necesito más, específicamente que necesito reducir el estrés con el que vivía antes de la cuarentena.

Yolotl: A reinventarme.

Adriana: La vida como migrante es difícil, levantarse temprano a tomar clases, después ir a trabajar, trabajar fines de semana, preocupado por pagar la renta, tener que viajar grandes distancias. Con la pandemia solo necesitaba ir al super una vez por semana (20 euros). Podía levantarme más tarde y tomar clases online (antes tenía q viajar dos horas para ir a la escuela y mucho frio). Ya no tener que gastar en pasajes fue un gran alivio. Decidí utilizar los días sin trabajo y sin salir para concentrarme en mis estudios. Afortunadamente el gobierno nos dio apoyo económico así que ya no había preocupación por la renta. Los trabajos a los que se puede acceder como estudiante son pesados así que también descanse de trabajos tan arduos. Desarrollar una nueva dinámica de pareja, él pasaba todo el día en el primer piso y yo todo el día en el segundo piso. Nos veíamos para dormir, comer, platicar, jugar algún juego de mesa, etc. A mí en lo personal me enseñó mucho y me alivió mucho estrés. Decidí tomarlo como una bendición, liberarme de estrés, trabajo y tener mejores calificaciones en mi maestría.

Alethia: A practicar la simplicidad, reinvención, mirar hacia adentro, la importancia de la conexión con las personas y más las amadas y cercanas, a no posponer las cosas que quieres hacer y lograr, a amarme sincera e incondicionalmente, a darme cuenta q de las cosas q más amo hacer están en casa, a darme cuenta q cada simple día cuenta y mucho, a darme cuenta q no solo necesitamos desinfección de afuera hacia adentro también y muy importante desinfectarnos de adentro hacia afuera. Todo eso entre otros detallitos que harían la lista mucho mas larga.

Ann: He aprendido que debemos ser agradecidos por qué estamos vivos a cada momento. Tenemos comida . Techo y salud. . También a vivir los momentos , disfrutar de lo que tenemos. Paciencia, etc.

Adriana: Tengo mas paciencia de la que creía, ser positivos, agradecidos y bendecir lo que tenemos. Disfrutar cada minuto que hemos pasado juntos y el aprendizaje que nos ha dejado: gastamos en muchas tonterías, hay que volver a lo esencial. Mis hijos han aprendido a organizar su tiempo, a cocinar con pocos ingredientes y a no desperdiciar nada.

Ana Paula: A ser mas paciente y tolerante. Que se necesitaba un freno en general a la vida, dejar de hacer tanto daño a la naturaleza, el encerrarnos nosotros para que la tierra respire y se recupere un poco, que mucha falta le hace.

Lucy: No ver noticias no hacer caso a las falsas noticias ser paciente con la gente.. Por que hay mucha ignorancia y dar gracias por ser de las pocas personas que no perdió el trabajo a ver siempre lo positivo de las cosas.. Me reducieron horas de trabajo pero como lo dije yo agradecí esas 2 horas menos todos, los días fueron una bendición el embarazo y trabajo de oficina no se llevan..y mas en los últimos meses.

Lili: Aprendí a hacer algunos pasteles, panqués y pay. También a hacer sushi, costillas y algo de comida griega. Ya desde antes me gustaban mucho los abrazos y en este tiempo es una de las cosas que más hacen falta. He aprendido que los que podemos quedarnos en casa y hacer una actividad remunerada tenemos un GRAN privilegio y que de alguna manera debemos retribuir la generosidad que recibimos ayudando a quienes no están en la misma situación. He descubierto el lado generoso de las personas que están cerca es maravilloso, que la naturaleza es mágica y puede darnos regalos para disfrutar en nuestra mesa.A estar todavía más agradecida por la vida misma y la de mis seres queridos. Y por último también he aprendido que en todos lados, aún en los países de primer mundo hay gente que le vale madre la salud de los demás.

Eribel: A tratar de no pensar tanto.