Veinte datos que no sabías sobre el clítoris

¿Sabías que entre el 50 y el 75% de las mujeres alcanzan el orgasmo por medio de estimulación del clítoris, con o sin penetración vaginal?, descubre otros interesantes datos aquí.

misterios-del-clitoris

Por Ana Cecilia Escobar

Fuente: Excelsior

El clítoris para muchos aún resulta un tabú a la hora de hablar del cuerpo femenino y su papel en la sexualidad de la mujer.

Aquí una recopilación de datos que seguro muchos desconocen sobre este ógano femenino.



1. El clítoris es el único órgano humano cuyo único propósito es dar placer (contrario al pene, que tiene fines reproductivos).



2. El clítoris está hecho de tejido eréctil que se endurece durante la estimulación sexual y se relaja después del orgasmo.



3. Entre el 50 y el 75% de las mujeres alcanzan el orgasmo por medio de estimulación del clítoris, con o sin penetración vaginal.



4. El clítoris no se deteriora con el tiempo, incluso se hace más grande. Al final de la pubertad, el clítoris de una chica habrá duplicado su tamaño. Para cuando una mujer tiene 32 años, su clítoris es casi cuatro veces más grande que cuando tenía 20 menos. Después de la menopausia, el clítoris es siete veces más grande que al nacer, lo cual podría explicar que las mujeres mayores reporten tener sexo tan glorioso.



5. Además de la punta del clítoris, una mujer tiene tres zonas erógenas dentro y alrededor de la vagina que se conectan y estimulan al clítoris. Estas incluyen al punto G, pero también al A y U.



6. Los exploradores del sexo del Tao Chino, le llaman al punto G “la perla negra”.



7. El clítoris está presente en todas las hembras mamíferas. El más grande jamás registrado es el de las hienas, que dan a luz, orinan y tienen orgasmos por medio de su clítoris.



8. El clítoris es mucho más grande de lo que imaginas. En promedio mide entre 8 y 12 cm de largo y 6 cm de ancho.



9. La habilidad de una mujer para alcanzar el orgasmo y su intensidad no tiene nada que ver con el tamaño, forma o color de su clítoris.



images-114

10. La parte externa del clítoris es la que podemos ver. Esta cuenta con 8,000 terminaciones nerviosas, el doble que el pene promedio.



11. Estas terminaciones se comunican con una red de 15, 000 terminaciones más en la región pélvica completa. Esto significa que al contrario de lo que dijo Freud, los orgasmos del clítoris no son inferiores a los vaginales, sino que técnicamente todos ocurren gracias al clítoris.



12. El resto del clítoris es interno y se conecta por medio de un conducto conocido como corpus cavernosum. Este se compone de un par de estructuras de tejido eréctil que cuando se levantan, envuelven y aprietan los lados de la vagina como si le dieran un abrazo.



13. El corpus cavernosum se extiende y se separa en dos ramas o alas conocidas como curs, que crean una estructura en forma de Y. Cuando estas son estimuladas, se llenan de sangre y pasan de apuntar a las caderas hacia la columna vertebral.



Clitoris_anatomy_labeled-en

14. Debajo de las alas, al lado de la apertura vaginal están los vestíbulos del clítoris, conocidos como bulbos vestibulares. Estas estructuras en forma de saco de tejido eréctil se encuentran debajo de la labia majora. Al igual que corpus cavernosa, se llenan de sangre con la excitación, lo cual encierra la apertura vaginal, incrementa su dureza y empuja a la vulva hacia afuera. La sangre se queda atrapada, lo que provoca la erección del clítoris. Con el orgasmo, la sangre se libera al sistema circulatorio en espasmos orgásmicos.



15. El clítoris ha sido descubierto y perdido por siglos. En 1559, el anatomista italiano Realdo Colombo aseguró haber descubierto el clítoris. Siglos después fue redescubierto por Kinsey en los años 50, después por Masters y Johnson en los 60 que reconocieron su importancia en ayudar a las mujeres a tener un orgasmo.



16. Pero no fue hasta 1998 cuando la uróloga australiana Helen O’Connell realizó estudios de imagen por resonancia magnética en voluntarias, que finalmente se vio la anatomía completa del clítoris.



17. La mayoría de los libros de texto, especialmente los publicados antes de 1998 no tienen una representación adecuadas del clítoris, donde solo aparece la parte externa. En realidad el volumen del tejido eréctil es 10 veces mayor del que aparece en los consultorios médicos y los libros.



18. Hace poco menos de cuatro años, los investigadores franceses Dr. Odile Buisson y Dr. Pierre Foldès crearon el primer sonograma completo en 3D del clítoris estimulado.



sexo-clitoris-mh96_thumb_a1-300x225

19. La mayor parte de la pornografía muestra la acción del clítoris como mera estimulación previa al sexo, más que la forma primordial de alcanzar el orgasmo femenino como una manera integral de la penetración.



20. Contrario a la creencia generalizada, las mujeres no se tardan más en tener un orgasmo que un hombre. La mayoría de las mujeres del estudio de Kinsey alcanzaron uno en cuatro minutos con mera masturbación, un tiempo similar al de los hombres estudiados.

He aquí algunas obras de arte y de la tecnología inspiradas en el clítoris:

Pornografía desde la mirada femenina por Laura Zita

«Patrioterías»

Pornografía desde la mirada femenina

Por: Laura Zita

Hace algunos días, me encontré un artículo muy interesante sobre un evento que se realizó en la ciudad de México y Guadalajara: “El cine y el sexo: desde la mirada femenina”.

Un grupo de mujeres cineastas de diferentes partes del mundo se congregaron para formar el Ensamble Húmedo con el fin de dar una visión diferente de la pornografía. La pornografía vista desde los ojos de la mujer.

Este tema hizo que me surgieran varias dudas, entre ellas ¿qué tipo de pornografía quieren ver las mujeres?

Sin embargo, también me hizo pensar en que México es un país de grandes contradicciones y puntos de vista diferentes. Mientras en las grandes ciudades se presenta un evento dedicado a la pornografía, en otra ciudad se puede arrestar a una pareja por besarse en la vía pública…

En fin, debo recordar que México es un país enorme en donde mientras unos también se mueren de hambre, tenemos al hombre más rico del mundo.

Regresando al tema de la pornografía, no recuerdo haber conocido a una mujer que confesara que veía y disfrutaba de la pornografía. Estoy completamente segura de que las hay, pero no es un tema que se toque en las salidas al café y definitivamente tampoco se habla de ello en la cola de las tortillas.

La pornografía es uno de los tantos temas tabúes que existen en una sociedad meramente machista que festeja la sexualidad masculina, pero recrimina la femenina. Los hombres pueden presumir de sus conquistas y las mujeres permanecen silenciosas sobre lo que les causa placer.

¿Qué es la pornografía? Busqué alguna definición en Internet y ésta me pareció la más apropiada:

“La pornografía es cualquier material escrito o visual que presente desnudez y/o actividad sexualmente explícita con el propósito de causar excitación sexual”.

Cabe mencionar que dicha definición aparece en diversas páginas de contenido religioso que habla sobre los peligros de la adicción a la pornografía.

Debo confesar que como mexicana, educada dentro de una familia no religiosa y algo liberal, aun cuando la pornografía no me causa mucho revuelo, tampoco me gusta. No me encanta que está centralizada en el placer masculino ni que la mujer tiene un papel secundario, como “objeto” de los antojos del protagonista masculino.

La propuesta de Ensamble Húmedo me gustó ya que sus películas y corto metrajes están enfocados al mercado femenino que no solo disfruta de su sexualidad, sino también quiere informarse y divertirse con historias más allá de la sexualidad genital.

Estuve viendo algunos trailers de las películas que se presentaron en el evento y fue muy agradable ver tanto historias complejas donde la sexualidad iba más allá de la relación sexual como documentales que hablaban sobre la exploración del placer femenino sin dejar de lado el amor, la relación de pareja y la búsqueda de medidas de protección contra las enfermedades venéreas.

Aun cuando, ahora vivo en un país totalmente diferente, no estoy segura de que la sexualidad se viva aquí de otra manera ya que Francia tiene una gran cantidad de inmigrantes que tienen aun mayores restricciones hacia las mujeres de las que nos podemos imaginar en México. Las mujeres de algunas culturas cubren su cabello y muchas de ellas llevan burka y es casi imposible hablar con ellas porque solo se relacionan con gente de su propia cultura.

Aun así, hay días que me da tanta curiosidad ver que esconden debajo de los lindos pañuelos que cubren su cabeza y más aun me gustaría saber que pasa por sus mentes.

Espero que tengan la suerte de poder ir a la muestra de Cine y sexo: desde la mirada femenina y me cuenten si descubrieron qué pornografía prefieren las mujeres.