Publicado en Cocina internacional, Cocina mexicana, Tips y consejos, Turismo

Los productos más mexicanos y reconocidos a nivel mundial

La denominación de origen designa a un producto originario de una región específica, cuya calidad y características se deben únicamente al medio en que se desarrollan, es una suma de los factores: naturales y producción humana. México es uno de los países que cuenta con gran variedad de productos que cumplen con estas características.

Da click a las imágenes para conocer más sobre cada uno de los siguientes productos

Charanda:

o44Hora Feliz_Charanda2.jpg

Destilado tradicional de Michoacán. ¿Cómo se obtiene? Cuando se destila la caña de azúcar o cualquiera de sus derivados como el piloncillo o la melaza. La zona que comprende y está protegida son 16 municipios del estado. Es conocida como aguardiente.

Olinalá:

rosendo-box-large

Es una artesanía de madera que proviene del árbol de lináloe que se fabrica en el municipio de Olinalá, al noroeste de Chilpancingo, en el estado de Guerrero. Sus decorados son principalmente con motivos animales y naturales de gran colorido.

Bacanora:

botellas

Bebida alcohólica que se produce en el estado de Sonora. Obtenida a partir de la fermentación de algunas especies de tunas en áreas protegidas de la entidad, como Cumpas, Moctezuma, San Pedro de la Cueva. Está elaborado a base de Agave vivipara.

Café de Chiapas:

Eventos-Tuxtla-“Curso-de-Catación-de-Café”

Se cultiva en suelos volcánicos, aptos para ello debido a su humedad y temperatura. Está protegido en varios municipios del estado. Es conocido como café verde de la especie Coffea arabica y está resguardado desde agosto de 2003.

Sotol:

Sotol-5-Tragos

Es un destilado que se elabora a partir de las plantas conocidas como el sotol o sereque, que se cultivan en los estados de Coahuila, Durango y Chihuahua. Los raramuris y anasazis han producido esta bebida por más de 800 años. ¡Vaya tradición!

Café de Veracruz:

4951

Cultivado en los profundos suelos volcánicos, la alta humedad que se produce en todo el año sumado a nublados inviernos, le da un intenso sabor y cuerpo. La zona protegida es todo el estado. Tiene alta acide y está declarada desde noviembre del 2000.

Tequila:

tequila

Es el producto mexicano conocido por excelencia en el mundo. Su materia prima es el Agave Tequilana weber o azul, como es conocido; el cual es cultivado en algunas tierras de Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Tamaulipas y por supuesto, Jalisco.

Vainilla de Papantla:

vainilla-gde

Es el fruto maduro de la orquídea Vanilla planifolia Andrews y una mezcla de especies. El territorio protegido son 39 municipios de Veracruz y Puebla. Su declaración de protección fue publicada el 5 de marzo de 2009.

Mezcal:

El_Senorio_Mezcal
Mezcal

Se elabora con agave y su región geográfica abarca los estados de Guerrero, Oaxaca, Durango, Guanajuato, Tamaulipas, San Luis Potosí y Zacatecas. Está elaborada a partir de la destilación de la penca de agave.

Chile habanero de la península de Yucatán:

chile-habanero
Chile habanero de la península de Yucatán

Se considera uno de los chiles más picantes de todo el mundo y se cultiva en los tres estados que conforman el territorio: Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Fue protegido desde el 4 de junio de 2010.

Talavera:

talavera

es una artesanía muy especial cuya denominación de origen la poseen Atlixco, Cholula, Puebla y Tecali.

Mango Ataulfo del Soconusco Chiapas:

TIPS-COSTEÑOS

El mango ataulfo es el cultivar de origen mexicano con más aceptación en los mercados internacionales. si bien su genealogía es incierta, pues se desconocen sus progenitores, se ha mencionado que posiblemen­ te provenga de una mutación, o bien, sea producto de una hibridación natural. la versión más escu­ chada sobre la manera como fue descubierto, hace referencia a cinco árboles que crecieron de manera natural en un predio urbano de tapachula, Chiapas.

Ámbar:

9f2aca_ca938f7755d242aaafc22cc83bd085f7

El ámbarárabe o succino (del latín succinum) es una piedra semipreciosa compuesta de resina vegetal fosilizada proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas. Etimológicamente su nombre proviene del árabe عنبر, ámbar, significando lo que flota en el mar, ya que éste flota sobre el agua del mar, aunque originalmente se refería al ámbar gris. Es de color marrón claro normalmente, aunque existen variedades amarillas y verdosas.

Fuente:  PRODUCTOS DE MÉXICO CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN | Blog Vive Mexico.

Publicado en Humor, Los mejores blogs, Sobre vivir en Holanda

Enseñándole a maullar al gato por Alba Salgado

Alba Salgado / Sobre vivir en Holanda

Y bueno, así me sentí cuando una amiga holandesa, un día de fiesta, me corrigió de cómo estaba tomando un tequilita. Yo estaba sentadita, feliz, dándole pequeños traguitos a un tequila reposado.

Y aunque se me acuse de ser corriente, debo confesar que yo soy más cervecera. ¿Acaso porque es la bebida por excelencia en mi rancho (Sinaloa), Debido a las horribles temperaturas que se llegan a alcanzar en un “bello día de verano” (dígase más de 40° a la sombra?

    La cerveza es, definitivamente, la mejor forma de quitarse la sed, porque aunque me digan que el agua funciona igual, déjenme decirles que NOP, simplemente puedes beberte TODO el tinaco (o cisterna, que para el caso es lo mismo) pero vas a seguir sintiendo la boca reseca… como lengua de perico (dicen en mi rancho). Más si se está en la playa, mientras se disfrutan de unos camaroncitos en aguachile (¡¡¡Ayyyyy, ya se me hizo agua la boca!!!). Eso señores y señoras es morir e ir al paraíso…

Pero bueno, allí estaba yo con un burrito de tequila (dígase del vaso tequilero), mi limón y su respectiva sal (que la verdad, estaba ignorando). Bebiéndolo de a poquito, de a besitos, como diría un amigo. Cual enamorado adolescente que no se atreve a besar a su primer amor… (ayyy que rosita me leí!!!). Pero bueno, estaba bueno el muy canijo.

– ¡¡¡Así no se bebe el tequila!!!- Me miró extrañada y algo molesta mi amiga.

– ¿Perdón?- Digo, no soy teporocha (borracha empedernida), pero no era la primera vez que lo bebía.

– ¡Debes beberlo rápido! ¡De un sólo trago!- Y presurosa me mostró cómo lo hacía- ¡Arggg! Luego el limón!- Yo mientras, veía cómo hacía caras por el limón, ya que no se acostumbra mucho el limón en estas tierras…

– ¡Pero éste es un buen tequila añejado!- Miré mi tequilita y luego la vi a ella. Porque me parecía un sacrilegio. – ¡Tu no le hace esto a un buen tequilita!

– ¿Cómo de que no?- se quedó viendo la botella como si encontrara de pronto que había estado desperdiciando algo bueno.

Dale click a la imagen superior para seguir leyendo

Publicado en Laura Zita, Letra fría, Literatura

Un sueño dentro de otro sueño por Laura Zita

Patrioterías 

Un sueño dentro de otro sueño

Laura Zita

Me he vuelto ciega y sorda de nuevo a lo que pasa en mi país. Igual que antes de mudarnos a Francia. Estar dentro de México persiguiendo la chuleta, sin radio, lejos del periódico local de mi estado que solo tiene nota roja o clasificados y con una intención clara de no ver televisión, me hace sentir totalmente lejana y ajena a lo que sucede en mi país.

Sé que debe sonar extraño, pero cuando sales de México es justo cuando te das cuenta de todo lo que pasa dentro. Ahí es cuando tienes el tiempo para reflexionar, para leer las noticias, para extrañar y para apreciar.

Cuando tienes que trabajar más de 10 horas diarias es imposible ponerte a filosofar sobre tu vida y mucho menos la de tu país. Cuando tienes varios niños que alimentar y una casa que atender tampoco tienes mucho tiempo para preguntarte si eso o aquello está bien. Solo sabes que tienes que trabajar más y más duro porque todo cada día es más y más caro. Solo sabes que terminada la jornada de trabajo tienes que descansar para poder rendir al otro día y que cada minuto de sueño es tan preciado como el oro.

Todos los días tengo una pequeña plática con el taxista en turno que nos lleva a Emma y a mí al trabajo. Hablamos de todo un poco, pero sobretodo aprovecho para decir lo que ni mi familia, ni mis amigos quieren escuchar: estoy muy triste de haber regresado. Me siento ni de aquí ni de allá.

También aprovecho para llorar y tomar decisiones sobre mi nueva vida. Pregunto por los precios, los trabajos y trato de ponerme al día después de haber estado lejos casi dos años. Me siento en una realidad alterna y a veces siento que voy a despertar en cualquier momento en mi cama. No se cuál cama, si la cama que compartía con mi esposo en Francia o la cama que tenía antes de todo este viaje.

Mis amigos, los taxistas, me cuentan la historia de sus vidas, me dan ánimos y consejos para sobrevivir tanto el regreso a México como el rompimiento de mi matrimonio. No estoy aún lista para hablar de ésto con mi familia y amigos. Sigo pensando que si no lo hablo, no será definitivo y me hundo en el trabajo y me niego a quedarme quieta para que no me pegue la tristeza.

Las mañana son las más duras. Despierto como en otro sueño, donde no tengo ni una casa, ni un coche. Donde está mi familia y amigos, pero no tengo un hogar.

Sé que apenas va un mes, pero sigo sin entender muchas cosas, como: el dinero. No comprendo como los sueldos son tan pequeños y los artículos tan caros. No entiendo tampoco como la gente se acostumbra al tráfico y al constante ruido.

Sin embargo, es maravilloso ver como sale el sol. Sentir su calorcito sobre la piel y ver que la gente anda animada por las calles. Me encantan las voces alegres y las sonrisas que la gente te regala aun cuando ni te conoce. Creo que eso es lo que más me gusta de México.

También he visto como mi bebé está floreciendo rápidamente y se vuelve cada día más abierta y sociable. El clima, la familia y el calor humano la han hecho que se abra como una florecita y que hasta le salgan tres dientes. La más feliz en este cambio ha sido la bebé que está fascinada con la atención de todo el mundo y se siente contenta y confiada.

Unas por otras, me repito todos los días. Mientras pienso que si la vida te da limones, pidas sal y tequila.