¡Verano a la italiana!

por Magaly Padilla / Reporteras de guardia

Vacaciones de verano. En México, para los simples mortales como yo, esto no significa mucho, sobre todo si no eres estudiante.

Los más afortunados tendrán un par de semanas para descansar y otros podrán disfrutar de  un corto pero intenso fin de semana en Acapulquito.

Pero la mayor parte (padres de familia), sufren este periodo, pues significa que los niños estarán sin clases y que será necesario encontrarles alguna actividad buena bonita y barata, además de un “asilo político” con algún familiar que se apiade y los cuide en las tardes (benditos abuelos, ¿qué haríamos sin ellos?).

Pero en Italia el verano es totalmente diferente. Es como vivir una dimensión paralela. La gente comienza a hablar de ello desde… desde que termina… ¡y ya se espera con ansias que llegue el próximo!

Las mujeres se ponen a dieta y  los hombres a hacer abdominales desde 6 meses antes. En las oficinas, el mercado, las cafeterías, por la calle, etc., no se habla de otra cosa que de las famosas vacaciones de verano. Tanto, que si uno (como simple mortal acostumbrado a un simple fin de semana en Oaxtepec) para junio no tiene aún un programa vacacional en puerta, le miran de una manera muy extraña… ¡hasta con pena!

Afortunadamente para mi, vivo muy cerquita de la playa. Puedo ir incluso caminando y pasar todo el día echada al sol cual lagartija. Desafortunadamente para mi, no soy del tipo playa-sol-arena-sudor-manchas en la cara.

Si, llámenme  anormal, apretada, desadaptada. Y no es que no me guste el mar, lo adoro, me encanta, pero sencillamente no me gusta sudar como enferma y estar pegajosa todo el día.

El problema es que viviendo en sociedad, a uno si le pueden esas miradas sospechosas que le siguen por todos lados cuando en verano la piel es cinco tonos más clara que la de una gallina con hepatitis, sobre todo si las calles se convierten en pasarelas donde todos son hermosos, bronceados y tonificados.

Es demasiado para una simple mujer de provincia, pues mi fuerza de voluntad no es tan fuerte. La presión social me obligó a ceder y decidí que  este verano nadie me haría el feo.

Me puse a dieta (pero solo 15 días antes; soy principiante), me compré un nuevo bikini, un bronceador sin protección solar (¡es broma, mamá!) y me preparé psicológicamente para un verano en el mar. Ahí la llevo, debo aceptar que una vez que te haces a la idea, la cosa no es tan terrible.

El ambiente que se vive en las playas es material para otro articulo, pues hay mucha tela de donde cortar pero les puedo comentar que por un lado están las familias, desde los bebés hasta los abuelitos, todos reunidos bajo una sombrilla y disfrutando de un día más en el mar. Yo juego a calcular cuántos días llevan ahí, por el nivel del bronceado o “chamuscado”, y si sonríen es más fácil adivinar, por el contraste.

Dale click a la imagen para continuar leyendo

Flower Power: llena tu cabeza de flores

Cada vez son más las editoriales de moda que utilizan, como complementos para el pelo, tocados con muchíiiisimas flores, al más puro estilo Frida Kalho.

La moda de adornar nuestras lindas cabelleras con miles de flores no ha hecho más que empezar.

Los blogs de streetstyle y la sección de complementos de casi todas las tiendas se han hecho eco de esta tendencia con aires de los 70s.

Parece que todo comenzó a tomar fuerza cuando, el pasado febrero, dos “it girls”, chicas del momento, influencers, o como queramos llamarlas, llevaron estas vistosas coronas de flores al front row de la semana de la moda de Nueva York. Estamos hablando de la precoz bloguera  Tavi Gevinson, y de la actriz, modelo y cantante francesa, Josephine de la Baume.

Desde entonces, nos hemos encontrado con todo tipo de versiones de esta tendencia. Para gustos colores.; y de hecho, las hay para las más atrevidas y para las más discretas; looks para festivales, para una tarde campestre e incluso para chicos!

Dale click a la imagen para leer el artículo completo

Llena tu cabeza de flores haciendo tus propios diseños con los tutoriales que te muestro a continuación:

Flor japonesa de 5 pétalos

Flor japonesa con 6 pétalos

Flor con botón

Flor japonesa hueca