Primeros días del año por Laura Zita

Patrioterías | Primeros días del año

Vi pasar los días frente a la pantalla de mi computadora, como adolescente que ha perdido el amor y solo quiere hundirse en un profundo agujero y no volver a ver la luz. Por falta de vicios más divertidos, me puse a ver película tras película esperando que las imágenes y la historia de las mismas me ayudara a no pensar, a no recordar y a no sentir tanta tristeza por su partida.

Vi de todo: aventura, romance, caricaturas, drama, comedia, americano, francés… Ay, francés que me recordaba su dulce voz y su acento exótico y sensual…

Suelo divagar un poco en esa parte, pero lo evitaré por respeto a mis lectores.

557939126_88012245d0_b

El cine es maravilloso, puedes pasar de una historia de terror a una comedia ligera en unos minutos y si te comprometes de verdad con la película puedes viajar hasta los más lejanos rincones del mundo, de las emociones y de los sentimientos.

Viendo películas, el día es noche y la noche es día. No importa cuantos días han pasado, ni si te has levantado del sillón más que para comer algo y hacer del baño. El cine tiene esta maravillosa facultad de envolver tu mente y hacerte olvidar.

No sé tomar alcohol hasta lograr eso sin vomitar.

Y sigo de vacaciones, así que no hay una rutina que me jale, ni obligaciones que me llamen a la actividad.

Esta semana, me inventé algunas salidas con amigas y se siente bien. Después de como 10 películas, estoy lista para regresar a la vida. Aun cuando este frío hace que quiera estar en cama, viendo más y más historias que me hagan pensar en cosas que no me están ocurriendo a mí.

¿Qué me está ocurriendo a mí?

No mucho, solo mi amor acaba de partir de nuevo al trabajo, a regañadientes, sin mucho ánimo y del otro lado del mundo.

Yo estoy esperando que comience un nuevo semestre, las vacaciones se me hacen largas. Nunca me han gustado mucho, me gusta tener una rutina y caras nuevas que ver. Y por supuesto, me encanta cobrar un sueldo cada quincena. Por poco o mucho que sea, me siento feliz de ser productiva y poder decidir sobre mis gustos, pasatiempos e intereses.

Desde que regresamos de “Siempre nublado”, he encontrado una nueva fascinación por mi casa. Quiero arreglarle todo y hacerla cada día más cómoda y bonita. He ido poco a poco por falta de dinero, pero me gusta mucho como está quedando.

Ayer fui a ver una cocina integral, que es un mueble prefabricado que tiene cajones, una tarja para lavar los trastos y mucho espacio para guardar comida, platitos, cubiertos, etc.

cocina

Encontré una cocina que me enamoró. Es roja y no sé que traigo desde el año pasado con ese color, pero esa es la que quiero.

Hoy no tengo dinero, pero me gusta ponerme la meta y ver como se cumple pronto. Ya me vi, ya la vi también en mi casa y yo cocinando sobre ella. Este es el romance perfecto: mujer-cocina.

Me gusta estar emocionada con pequeñas metas y proyectos que puedo palpar.

ideas-y-creatividad

También encontré mi curso ideal de diseño. Tampoco tengo dinero para pagarlo… pero ese nunca ha sido verdaderamente una de mis grandes preocupaciones. Lo quiero y lo voy a tomar.

El dinero va a llegar como llega siempre, cuando se necesita y para lo que se necesita.

Este año ha comenzado diferente a muchos otros, estoy llenita de amor, feliz por un nuevo comienzo, más confiada en mis recursos y habilidades y con metas pequeñas y grandes que me hacen sentir muy entusiasmada.

Otra vez siento que confío, solo confío sin dudar. En mi, en la vida, en el destino, en mi fuerza y el amor que tengo por familia y por las oportunidades que llegan día con día.

Hoy es un día extraordinario, lleno de fe y esperanza. Hoy lo quiero vivir así.

Amor a distancia por Laura Zita

Patrioterías

Hace algunos días tuve una plática con una amiga sobre los amores a distancia y nos quedamos un buen rato charlando sobre las grandes ventajas de la globalización.

anuncios-clasificados-gratisCuando era niña escuche a mi madre hablar sobre una de sus vecinas que había conocido a un galán por los anuncios clasificados. En su época, existían unos anuncios que les llamaban del corazón en donde hombres y mujeres de diferentes partes del mundo buscaban pareja. De esta manera nacían muchas historias de amor. La vecina de mi mamá había conocido a un gringo por este medio y entablaron una larga relación por correspondencia que terminó en matrimonio y ella se había ido a vivir con su amado a Estados Unidos.

Ahora estas historias se dan por internet. Algunas con maravillosos resultados, otras no.

Sin embargo, me pareció lo más romántico del mundo. Me gustaba soñar en como esta mujer y este hombre se escribían largas cartas de amor y poco a poco fueron construyendo un puente que redujo la distancia entre ambos y los hizo crear un amor profundo y finalmente una familia.

love-stamps-13938308Muchas de las mexicanas que he conocido en internet en varios grupos de Mexicanas en el extranjero conocieron a sus esposos por medio de foros en internet. Algunas viajaron a otros países, otras tantas se escribieron por varios años hasta que la relación maduro y se concretó.

Es de sabios, imaginarse que todo lo que se dice en internet está bajo un halo de misticismo y mucha subjetividad. Con solo ver una foto y leer unas lineas no es posible enamorarse, es por eso que ambas partes de la pareja emprenden largos viajes para conocerse mejor.

Diría mi abuela: si quieres conocer a Andrés, vive con él un mes. Pero bueno en un mes y con las endorfinas a todo lo que da, no puedes poner mucha atención a los detalles a no ser que estos sean demasiado notorios.

Una amiga hace poco fue a conocer a un hombre que le gustaba en otro estado y aun cuando todo parecía muy bueno, en poco tiempo, las grandes diferencias saltaron a la vista y la relación terminó.

Yo misma, caí en el embrujo de la correspondencia amorosa y después de un año de cartas de amor, estuve más que lista para dejar todo y correr a los brazos de mi amado. No todo salió bien, pero hoy tengo otra hermosa hija.

Si es difícil encajar con alguien que tiene tu misma cultura, idioma, educación, idiosincrasia, etc. Imagínate lidiar con grandes diferencias culturales. Sin embargo, sigo creyendo que el amor todo lo puede y que cuando las dos personas quieren estas diferencias pueden ser benéficas y divertidas.

Escuchando un programa de radio, una psicóloga decía que una relación para que tenga mayores posibilidades de éxito, ambos deben ser del mismo país, de la misma ciudad, de la misma colonia, de la misma calle y si se puede de la misma casa. Me reí mucho.

Sin embargo, en esta época la gente tiene mayores posibilidades de conocer hombres y mujeres de diferentes partes del mundo por motivos muy diversos, como son: el trabajo, los viajes, internet, las vacaciones, etc. Y el amor puede estar en cualquiera de estos lugares, aun cuando no se hable el mismo idioma.

No tengo idea que hace que una relación a distancia florezca y crezca cuando a veces ni siendo vecinos se puede.

¿Será que la distancia hace todo más intenso?

Tal vez también sea la fantasía de Ulises y Penélope. En que la mujer esperó a su amado sin importar nada y él regresó con ella rompiendo todas las expectativas.

El amor a la distancia tiene la ventaja de la comunicación. Cuando no se está cerca y escondidos en la expectación del encuentro se puede hablar de muchas cosas. Se pueden confesar hasta los más íntimos secretos y se puede llegar a una intimidad emocional muy intensa. Detrás de la computadora da menos miedo abrirse y como la comunicación es todo. Es necesario decir más y escuchar más.

La gente actualmente no tiene tiempo. Corre. Y se esconde en sus actividades para no intimar. Las relaciones sexuales son cada día menos íntimas. La gente va a bares o a citas ciegas y tienen sexo con mayor rapidez. Muchas veces sin querer conocer al otro.

Sin embargo, las relaciones a distancia siguen creciendo y éstas se ven como grandes oportunidades para crear un vínculo real en medio de la irrealidad del internet.

Si no has conocido a tu media naranja en tu ciudad o tu país, tal vez ésta se encuentre a miles de kilómetros buscando lo mismo que tú.

Pero cuidado, que aun cuando hay historias exitosas, existen muchos que solo buscan engañar y es peligroso abrirse a cualquiera.

¿Cómo puedes saber la diferencia entre una persona real y un catfish (impostor)?

Abriendo los ojos a toda la información que te envíe e investigando por tu cuenta si lo que dice es cierto.

Y recuerda a mi abuela, solo podrá ser real, si conoces a la persona y te tomas el tiempo para verla en acción. No te vayas a mudar un mes a su casa, pero las visitas son para conocerse mejor y en un ambiente seguro para ti.

¡Suerte y mucho ojo!