Publicado en Curiosidades, latinos en el mundo, Los mejores blogs, Sobre vivir en Holanda, Tips y consejos, viviendo en el extranjero

Si conmigo subes, conmigo bajarás, porque no estoy hecha para nada más…

Esta historia fue publicada originalmente el blog Sobre vivir en Holanda de Alba Salgado

¿Ya adivinaron la respuesta de la adivinanza? Pues si, se trata de La Escalera.

Cuando, años atras, llegué a Holanda, todo era nuevo, hubo que ir probando cosas que nunca había visto en mi vida y tuve que enfrentarme a cosas que quizá me fueran cotidianas…
Con el corazón desbocado y las maletas en las manos, pasé por la puerta de lo que sería, mi nuevo hogar, el sitio en el cual viviría a partir de ese momento.

Ventanales grandes y espacios abiertos (sala, comerdor, cocina). Con el tiempo, vería y comprendería que así eran las casas en Holanda (Cuando menos las fabricadas los últimos 100 años). No habían canceles en las puertas, ni en las ventanas como en mi rancho, cosa que me gustó enormemente.

Todo era lindo, lindo, lindo… hasta que llegó la hora de ir a dormir… Allí estaba, viéndome con ojos asesinos, implacable: la escalera.

109368_movies-celebrities-horror-face-japan

No, no me he vuelto loca (ok, lo estoy, pero eso no es novedad), simplemente, tuve que enfrentar una característica bastante “Común” de este país: Escaleras que dan horror. Y dan horror por lo increíblemente inclinadas y pequeñas.

Ya sé, seguro están diciendo que soy una exagerada y que soy una mariquita uyuyuy (Que me queo de todo), pero créanme que no es así, la cosa estaba de miedo (y lo sigue estando).

Si están pensando que estoy pidiendo unas escaleras como las de la película “Lo que el viento se llevó”… déjenme sacarlos del error (que en este caso sería horror).

NADA! de pronto me topo con unas escaleras increíblemente estrechas y empinadas, MUY EMPINADAS, tanto que en un escalón ni siquiera cabe mi pie completo.
Antes de que digan que calzo del Patorce y medio (dígase zapato de Payaso), he de comentar que mi talla de zapatos es mucho más pequeña que el de la mayoría de quienes miden 1.70 mts (24 cm de largo), por lo que sí, si puedo decir que los escalones son increíblemente pequeños.

Porque a lo mejor uno sube cual si fueran las pirámides en Palenque (Chiapas), agarrándose de los escalones de enfrente
Ya que éstos fueron pensados para que fuera imposible darle la espalda al templo mismo.

¿Pero la bajada? Uyy, Allí sí que los quiero ver! Sólo de la vista hacia abajo, servirá para tener un ataque de vértigo

Hace unos años vinieron de visita a la casa unos familiares y mi tía me pidió usar el baño ubicado en la planta alta. Cuando le mostré las escaleras sólo se escuchó la aspirada súbita de aire, mientras me miró como si preguntara dónde estaban las cuerdas de escalar. Nada, si quería subir, debía hacerlo en escalada libre, sin cuerdas.

¿¿Forma de subir al siguiente piso en Holanda??

Después de un rato, escuché que me llamaba preocupada…

Para seguir leyendo dale click aquí

Publicado en Curiosidades, Humor, Los mejores blogs

29 señales de que estás muy lejos de México

Fuente: viviendoenelextranjero.com

1. No hay música en los restaurantes.

2. Te emocionas cuando encuentras una lugar donde hacen kebabs porque piensas que encontraste tacos al pastor.

Oh desilusión… pero te haces fan de los kebabs.

3. Los restaurantes abren solo a la hora de la comida y no todo el día.

Sobretodo si estas en Europa, y mas si te encuentras en una ciudad que no es turística

4. Escuchas el Son de la Negra y El Huapango de Moncayo y tu piel se eriza.

5. Nadie parece usar el diminutivo, nadie te dice: “por favorcito” o “mande”.

 señales de que estas muy lejos de mexico

6. Te sirven la comida sin salsa, sin chile… sin sabor.

Y tu sacas tu lata de chiles en vinagre, si fuiste prevenido.

7. Ningún supermercado o tienda están abierto los domingos.

¿A dónde fueron todos?

8. Los domingos te despiertas sin la dulce voz del señor de “el gaaaaas!”

9. El precio de un aguacate es parecido al costo de tu renta entera.

señales de que estas muy lejos de mexico

10. No encuentras guayaba, mango, papaya, guanábana, tamarindo, nada de fruta en el súper.

11. Cuando vas al súper tienes que poner lo que compraste en la bolsa tu solito, no hay nadie que te ayude.

12. Ningún restaurante parece tener agua de horchata, Jamaica, limón, etc.

Y las personas toman agua natural en las comidas :O

13.  Los coches te ceden el paso.

14. Cuando ves una bandera mexicana se te sale un suspiro.

y tal vez hasta una lagrimita.

Zócalo, D.F., México, bandera, nostalgia por méxico,

15. Nadie entiende cuando hablas en doble sentido, tus albures parecen no tener ningún efecto.

Y cuando alguien dice algo albureable, tu eres el único que se da cuenta.

16. Al pagar un taxi decides mejor hacer piernita a la próxima y das gracias por que existe transporte público de primera y las ciclo-vías.

17. Pides limón y te traen un cítrico amarillo, dulce, y sin semilla.

Y además se ríen de que le pones limón a todo. ¡Déjenme ser!

18. Cantas las mañanitas por teléfono y mandas besos por skype.

 y cuando hablas a casa de tu familia todos están reunidos menos tu 😦

19. Escuchas a la azafata hablar español mexicano y te llenas de emoción.

20. Solo en sueños te encuentras con un vaso de litro de mango con chile, limón y sal o un esquite delicioso a la vuelta de la esquina…

Para seguir leyendo da click al enlace:

¡Pero soñar no cuesta nada!29 señales de que estás muy lejos de México. | Viviendo en el extranjero.