Nuit Blanche en París: ¡Consejos para disfrutarla!

por Elizabeth Ponce de León /Todo París

Una noche entera para descubrir París, el París artístico, el cultural, el avant-garde. Y es que la noche de este 6 de octubre, Todo París estará despierto para  disfrutar la Nuit Blanche con lo mejor de su arte, música, performances, exposiciones, conciertos, happenings e instalaciones por sólo una noche, desde las 19h del sábado y hasta las 7h del domingo.

Este año en su onceava edición, lleva el nombre de “Paris à l’infini” o París al infinito. Es la ciudad misma el tema de esta edición. Nuit Blanche, es el término que los franceses usan para decir que han pasado una noche en vigilia, sin dormir, por gusto o por insomnio. Esta vez, el gusto será mucho y  por ello hay que armarse de valor, abrir bien los ojos, tomarse los cafés suficientes y darse cita en éste que, podríamos decir, es el evento artístico público y gratuito del año en su onceava edición.

Para ello, la ciudad ha organizado perfectamente sus recursos: algunas líneas del metro estarán abiertas la totalidad de la noche y la red de autobuses nocturnos aumentará su frecuencia. Pero entre tantos eventos, ¿qué hacer y por dónde comenzar? (En las taquillas de los metros puede usted pedir gratuitamente el mapa del metro que se ha hecho especialmente para esta noche, además del programa cultural impreso).

Quien esto escribe ha de reconocer que en las primeras noches blancas, el recorrido que hice fue un caos. No sabía a dónde dirigirme, ni cómo, ni supe qué era lo mejor o dónde estaban los eventos de los que me estaba perdiendo.Al final, como muchos, me imagino yo, terminé yendo solamente a lo que se encontraba a mi paso, perdiendo tiempo en comer no sé dónde y cansada de caminar sin objetivo fijo, sólo esperando a ver qué encontraba en la calle.

Hoy aprendí y aquí mis consejos: lleve los zapatos más cómodos que tenga, ármese con un abrigo ligero pero caliente (al interior de los espacios no querrá cargar en el brazo con un abrigo gigante), lleve comida o snacks ligeros pero que puedan darle energía (porque habrá un momento a la mitad de la noche en que no encontrará lugares para comprar comida), agua, sus mapas y el programa.

Antes le recomiendo que eche un vistazo rápido (el programa en PDF consta de 40 páginas) y decida qué quiere hacer: algo ubicado en un perímetro determinado (por ejemplo, el centro) o su propio barrio, o ir a ver espectáculos que le llamen verdaderamente la atención. Aquí, los programas completos por: itinerantescentroeste y oeste, así como en los alrededores de París.

Dale click a la imagen para seguir leyendo

Arte, tradición y cultura de Latinoamérica en las entrañas de la ONU

Ginebra, 21 ago (EFE).- Desde hace más de treinta años los países latinoamericanos han regalado a la ONU cuadros, dibujos, esculturas e incluso tradicionales prendas de vestir que sirven para decorar las salas de conferencias y pasillos del Palacio de las Naciones de Ginebra y, al mismo tiempo, contar la historia de estos pueblos.

Dos figuras precolombinas de la cultura huétar regaladas por Costa Rica a la sede de la ONU en Ginebra con motivo del 50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Creadas entre el año 1000 y 1500, son las piezas más antiguas de la colección de la ONU. EFE

Entre las joyas de la colección se encuentran dos pequeñas estatuas de la cultura huétar (el mayor grupo indígena que habitaba Costa Rica a la llegada de los españoles en el siglo XVI), que se estima se crearon entre los años 1000 y 1500, lo que las convierte en las piezas más antiguas en estos fondos artísticos.

Estas figuras, que representan a una mujer y a un joven guerrero, fueron donadas por Costa Rica en 1998 con motivo del 50 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos y hoy se exhiben en la biblioteca la ONU.

También se encuentran obsequios de Perú, Brasil, Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, República Dominicana y Uruguay, pero no existe constancia de regalos de obras de arte de Honduras, El Salvador, Nicaragua, Colombia, Venezuela o Paraguay.

En total hay contabilizadas 2.047 obras de arte, de las cuales 1.555 son dibujos, retratos o caricaturas que en la mayoría de los casos no se exhiben por cuestiones de preservación.

Los muros de la sede europea de la ONU albergan un total de 27 obras procedentes de 13 países latinoamericanos, siendo Perú el Estado que más ha regalado, un total de 10 creaciones en cuatro donaciones (en 1991, 2002, 2004 y 2010).

Dale click a la imagen para leer el artículo completo