La comunidad Mexicana en Shanghai unida por el Terremoto en México 2017

Por Rosy Rivera
Despertarte y saber que en Mexico ha ocurrido una tragedia sin duda no es un buen amanecer.
Vivimos en Shanghai desde hace 2 años y medio y nunca me sentí tan en casa como ahora, se preguntarán,  ¿cómo? Si, así es, nunca me sentí más en México que esta última semana.
Gracias a mi esposo, que estando de viaje me despertó para darme la noticia, no sin antes asegurarse de que mi familia y la suya se encontraban a salvo. Desperté con 540 mensajes en What’s app, 10 video conferencias pérdidas y 3 llamadas telefónicas . Mi cerebro aún adormilado no lograba entender que estaba pasando. Mi familia y a mis amigos es lo primero que te viene a la mente.
Viviendo en el comunismo y con el gran firewall que tenemos en China, es muy complicado enterarnos de lo que sucede en el exterior. Mis amigos mexicanos en la ciudad, despertaron igual que yo sin saber que ha sucedido en Mexico, un simple mensaje fue compartido en el programa de mensajería que usamos “Temblo en México”.
40425214_303
WeChat fue nuestro medio de comunicación y organización. Los que cuentan con VPN (Virtual Private Network) fueron el puente de comunicación para saber las afectaciones sufridas. Los videos de Xochimilco, de los edificios derrumbados, de restaurantes y hospitales, las fotografías de derrumbes, rescatistas y civiles empezaron a circular.
Los recuerdos del ’85 vinieron a la mente, pero ahora a más de 12,000 km de distancia. Ser mexicano es tener una familia más allá de papá, mamá y hermanos. Tenemos esta necesidad de ayudar al necesitado y de ofrecer la mano al que se ha caído.
Ivette Solís, Andrés Díaz, Jair Garduño y Eduardo Gudiño fueron los voluntarios para recibir las donaciones monetarias que destinaríamos después a México. Todos tuvieron la misma labor, informar a Shanghai lo que había sucedido invitando a unirse a las donaciones a todo aquel que conocieran, en grupos de escuela, de ventas, en grupos de tu comunidad, etc . Se sumaron amigos chinos, australianos, japoneses, filipinos, americanos, franceses, italianos y muchos más. En menos de 48 horas se recabó casi medio millon de pesos, que fueron donados al grupo de rescate Topos Tlatelolco. En esas mismas 48 horas llegan las historias tristes, familiares de amigos desaparecidos, fallecidos o damnificados.
La labor no había terminado, surgió otra idea, Eduardo Duek chef del restaurante El Santo, Penelope Valdez y Camel Grupo organizaron un evento, el domingo 24 de Septiembre en el Santo, donaron 10 yuanes de cada taco o margarita que se vendieran. Hubo rifas de donativos de empresarios y emprendedores. Estar ese domingo en El Santo fue como estar en tierras mexicanas, tequila, tacos, margaritas, se entonaron canciones como Cielito Lindo, el Rey y muchas más. Y pensar que solo hacia unos dias que entonabamos las mismas canciones en la fiesta del Consulado Mexicano para celebrar la Independencia.
Más acciones y recaudaciones se están formando y serán próximamente enviadas a los rescatistas. Ser mexicano es estar en la buenas y en las malas, dejar de comer, de dormir por ayudar al prójimo. México no es un territorio en el planeta tierra, Mexico se lleva en la sangre, y en el corazón de todo aquel qué haya visitado o vivido en él. Hoy más orgullosa de nunca de ser mexicana y de haber dado a mis hijos la mejor herencia posible. Hoy me encuentro lejos de tus tierras, pero más cerca en corazón. México no estás solo, tienes grandes soldados a tu alrededor para no dejarte caer.

México es chingón

Por Mambrú

Una vez más ante las tragedias y las vicisitudes el Pueblo mexicano ha demostrado de qué estamos hechos. La solidaridad y el apoyo humano que se ha dejado ver con las avalanchas y toneladas de apoyos de los hermanos mexicanos para nuestros hermanos mexicanos han superado por mucho la ineficiencia, la burocracia y la indiferencia de la clase política y algunas dependencias que trabajan directamente con el Gobierno Federal, para demostrar que cuando un mexicano se propone ayudar ya sea con donativos, despensa, en especie, con mano de obra, con un vaso de atole, un taco al pastor, una abrazo e incluso una sonrisa.

21935587_10155014666996172_425167284_n

Aunque en la Ciudad de México, y en estados como Morelos, Oaxaca, Puebla, Guerrero, Veracruz algunos de sus edificios quedaron en ruinas, los mexicanos siempre estuvimos de Pie. Apoyándonos unos con otros, alentándonos ya sea físicamente o con mensajes de apoyo, pero sobretodo al pendiente. Y es en este momento en que las redes sociales jugaron un papel tan importante para dar a conocer refugios, centros de acopio, comunicándonos unos a otros y por fin sirviendo a la sociedad y facilitando el apoyo a donde no podemos llegar.

21935289_10155014666886172_839756235_n

Sobretodo porque en estos momentos ya no nos fiamos de los medios convencionales de los noticieros de cadena nacional de radio y tv, porque ya hay tantas plataformas en internet donde nos muestran lo que las grandes cadenas se restringen por ordenes del mismo gobierno.

21935349_10155014666966172_1826914448_n

Donde el apoyo de las sociedades hace presión para que las grandes empresas también colaboren y apoyen la causa ya sea en especie o con servicios gratuitos para las zonas más vulnerables, telefonía, transporte, materiales, hospitales privados.

21942030_10155014666931172_1825202633_n

Que más allá de fanfarronear y sacarnos la selfie con el apoyo o la despensa (aunque algunos sí lo hicieron) demuestra que el País así como se une para unos festejos de una Quinceañera llamada Rubí, también se puede unir a la causa en cadenas de apoyos y oraciones incluso buscando a una niña que nunca existió pero que nos lleno de angustia y esperanza por saber el desenlace, esperando que una buena noticia al final de la madrugada nos haga por momentos olvidar todo el dolor y tragedia vivida por la jornada de quienes aun están en la búsqueda de sus familiares y amigos bajo los escombros.

21913038_10155014666836172_684393720_n

Nos enseña a ser más humanos con los de la propia especie como con nuestros amigos de cuatro patas quienes como héroes hacen sus labores de rescate acompañando a los voluntarios encontrando y rastreando vidas, esperando y esto nos haga voltear un poco y sensibilizarnos ante la importancia de respetar y valorar a nuestros amigos los canes en todo momento y no sólo cuando les necesitamos.

21942432_10155014666971172_1142609334_n

Que países sin pensarlo dos veces nos tienden la mano con ayuda humanitaria, equipos especializados y con la mejor disposición de hacer menos trágico este suceso.

Maestras de Kinder tranquilizando a sus niños con canciones en pleno sismo, Taqueros y tamaleros que regalan su comida a los voluntarios, niños que se desvían de camino del colegio a su casa para cargar pesados bloques de escombro y ayudar a otros niños a salir de entre las estructuras, personas de la tercera edad dando su tiempo y experiencia queriendo aportar su granito de arena, personas que vienen de otras colonias o comunidades cargando picos, palas, botes todo con el fin de ayudar a quien lo necesita, profesionistas ofreciendo sus servicios gratuitos en pro de la sociedad y mucho más que nunca terminaremos de mencionar solo para recalcar que lo más bello y hermoso de nuestro país no es nuestra bandera, ni nuestros paisajes, ni mucho menos nuestras canciones sino su Gente.

21912972_10155014666726172_589187209_n